5 juegos para descansar

lunes, 20 de febrero de 2017



Ya ha pasado un mes desde que terminaron las vacaciones y yo todavía no me he recuperado del todo. La Navidad con un niño y un bebé puede ser agotadora, por eso tuvimos que tirar de imaginación e inventarnos juegos que nos permitieran descansar, al menos físicamente.

Los niños necesitan movimiento y también les gusta estar acompañados de un adulto. Lo malo es que muchas veces, no se les puede seguir el ritmo. Todavía recuerdo aquella frase de mi abuela que decía: “juego contigo a lo que quieras, mientras no me tenga que levantar del sofá” Y yo encantada porque al fin y al cabo, lo que me gustaba era estar con ella y que me prestara atención.

Así que estas fiestas he estado aplicando la filosofía de mi abuela y tirando de juegos que me permitieran descansar un poco y/o amamantar sentada en el sofá. Aquí van unas cuantas sugerencias.

Médicos

Qué mejor forma de descansar que tumbarte en el sofá mientras te exploran, te ponen tiritas, vacunas, etc. Incluso puedes hasta cerrar los ojos unos segundos mientras te ponen la inyección “para que te duela menos”.

Una variante de este juego que también es estupenda es la de jugar a dar masajes (aunque en este caso hay que tener un poco de cuidado con la espalda, no sea que el masajista le dé por saltar encima de tu columna para que se te ponga mejor).

Peluqueros

Con un peine, un poco de agua y mucha resistencia a los tirones podemos estar un buen rato sentados escuchando música o incluso leyendo una revista. Si añadimos unos rulos y unas pinzas, tenemos la tarde hecha.

Y si te sientes con ánimos, puedes pedir que te incluyan en el peinado un masaje suave en la cabeza., o que te hagan la manicura. Todo depende de la tolerancia que tengas a cambiar de imagen o de lo delicados que sean con los masajes.

Pintar

Esto ya requiere algo más de movimiento por nuestra parte pero tampoco demasiado. Además, colorear es una actividad relajante para todos, adultos y niños así que podéis acabar una tarde de lluvia en casa coloreando dibujos de animales como si fuesen mandalas.

Compartir una actividad artística fomenta el trabajo en equipo y la cooperación. Así que ya sabes, consigue unas buenas pinturas y disfruta de un momento de paz en casa, coloreando.

Puzzles

Hacer un puzzle depende mucho del interés del niño pero si le gustan, te aseguro que es un juego con el que además de disfrutar, descansarás cómodamente en una silla, en el suelo o en el sofá.

Además, tiene otra ventaja, que si el niño/a se concentra lo suficiente, tú puedes retirarte poco a poco del juego y dejarle  que termine solo.

La pelota saltarina

¿Se puede jugar a la pelota estando sentada? Pues sí, y estas vacaciones lo hemos hecho mucho, sobre todo cuando veíamos que M necesitaba movimiento y no podíamos bajar a la calle.

¿En qué consiste el juego? Pues tan sencillo como lanzar una pelota por el salón o pasillo y tu pequeño tiene que encargarse de recuperarla. Un clásico de mi infancia que he recuperado ahora para las nuevas generaciones.

Si no tienes una pelota saltarina en casa, vale con cualquier otra, siempre y cuando sea pequeña. Por cierto, ojo con los cristales, los jarrones y la tele…


Hasta aquí los 5 juegos. La idea es pasar un rato agradable juntos pero al mismo tiempo poder descansar un poco de tanto ajetreo.

¿Qué juegos se te ocurren para que el adulto descanse mientras el niño se divierte?


¿Te gustaría dejar de gritar y castigar a tus hijos?
Suscríbete y consigue gratis la guía donde explico mi método para encontrar soluciones a los problemas de crianza.

4 comentarios :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...