¿Eres una madre insegura?

lunes, 21 de noviembre de 2016



Deberías cogerlo más en brazos para crear un apego seguro.
No deberías cogerlo tanto, que se acostumbra.

Para que duerma más por la noche, deberías darle un biberón.
Si quieres descansar, haced colecho, es lo mejor para todos.

Necesitas tiempo para ti misma.
Los primeros años de tu hija son los más importantes, aprovecha ahora.

Abrázalo mucho,
No lo abraces tanto.

El pañal mejor de golpe.
El pañal mejor poco a poco.

¿Sabéis aquello de que todo refrán tiene su contrario? Pues en esto de la maternidad es lo mismo pero multiplicado por tres, porque no sólo hay un contrario: hay paralelos, perpendiculares y tangentes.

¿En qué momento se convirtió esto de ser madre y padre en algo tan complicado? Si realmente fuera algo complejo, la humanidad se hubiera extinguido hace varios cientos de años ya ¿no te parece?

Sospecho que parte de la culpa es nuestra, de los psicólogos. Desde que empezamos a meter mano en la infancia y a estudiarla no han parado de salir manuales y libros de cómo hay que hacer para ser padres. Estoy segura que si mi abuela (o bisabuela, que tuvo 8 hijos) los leyera, se partiría de la risa.

Creamos la ilusión de que había una manera correcta de hacer las cosas, de criar y que, si no lo hacías así, tu hijo iba a acabar mal, porque no lo estabas haciendo bien. Esto sería fantástico si se hubiera encontrado la fórmula mágica pero no, cada psicólogo tiene su propia teoría y ahí es donde aparecen los problemas.

De aquí vienen los problemas, las guerras entre madres y sobre todo, las inseguridades.

Las madres inseguras

Es un fastidio tener un bebé en brazos y no saber qué hacer con él ¿verdad? No saber por qué está llorando, por qué tiene hambre otra vez ni si el color de la caca es el adecuado o no.

Por no hablar de cuando crecen, de si hay que ponerle límites, de cómo no gritar, del refuerzo positivo  y así un largo etcétera que continúa en la adolescencia y no se acaba jamás, porque nunca dejamos de ser los padres de nuestros hijos.

Con tanto exceso de información lo que estamos creando es una generación de madres y padres inseguros, que buscan respuestas fuera, en expertos, en vez de confiar en su propio criterio y su propia capacidad para pensar en una solución.
Padres y madres que sienten una presión tremenda y ven en cada “error” suyo un trauma en su hijo, una herida imborrable. Como si la maternidad no fuera ya de por sí agotadora, tenemos que sumarle esta presión añadida.

Por ello desde aquí, desde mi posición de psicóloga asumo mi parte de culpa y te digo lo siguiente:

No te preocupes, lo estás haciendo bien.
No te preocupes, te vas a equivocar.


Si algo no te convence, aunque lo diga el mayor experto mundial en la materia, no le hagas caso.
Tú y tu pareja sois los mayores expertos en vuestro hijo.


Las fórmulas mágicas no existen, lo siento.
No hay una manera correcta de hacer las cosas.


Busca apoyo y compañía y, si quieres, consejo, pero no pienses que eres menos madre por no saber qué hacer en un momento dado.

Nadie sabe lo que hacer exactamente porque no hay respuestas correctas o no. Como mucho, hay soluciones que funcionan y otras que no tanto.
Las teorías son sólo eso, teorías.
Aquí lo único real es el amor que tienes por tus hijos y el que te tienen ellos a ti.


Tu hijo crecerá gracias a lo que hagas por él.
Tu hijo crecerá a pesar de lo que hagas con él.



¿Te gustaría dejar de gritar y castigar a tus hijos?
Suscríbete y consigue gratis la guía donde explico mi método para encontrar soluciones a los problemas de crianza.

4 comentarios :

  1. Me ha encantado el post. La verdad es que sí, que al final como que somos muy dependientes de respuestas externas, de que nos digan qué es lo mejor y cómo hacerlo. Y, en realidad, como comentas, lo que hay que hacer es aquello con lo que te sientas cómodo y tu hijo también, por supuesto. Yo he tenido mis momentos, pero, en general, cada vez tengo más definido mi criterio. Trabajar en el sector de la educación creo que ayuda (al menos por una parte).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro que te haya gustado. Al final la crianza no deja de ser la relación entre dos o más personas y el camino va por encontrar el equilibrio entre todos.

      Eliminar
  2. Yo si creo q hay una manera correcta de criar y es aquella en la que se respetan los ritmos y necesidades del bebe. Aquella con laq la mamá se siente comoda. Aquella en la mama hace lo que le dicta su corazón, con la que la diada mamá bebé son felices. Como bien dices hace falta Empoderamiento, confiar en nosotras y en nuestro bebé. Hay una frase que me dijeron en mi posparto y sobre la que escribí un post en el blog que me Empodero "mamá, lo estás haciendo bien". Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, la crianza tiene que llevar consigo el respeto: pero hacia todos, adultos y niños. Si él, la convivencia se vuelve difícil y aparecen los problemas

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...