Mi pareja y yo no paramos de discutir

lunes, 12 de septiembre de 2016




Todo iba bien hasta que nació nuestro primer hijo. Ahí empezamos a discutir por todo, ya no había apenas momentos buenos, de cariño. Sólo hablábamos del día a día, nada de conversaciones de adultos.

Luego vino el segundo y la cosa empeoró. Al final casi ni hablábamos, y cuando lo hacíamos, era para avisar que había que comprar pan. Ya no había casi discusiones porque ya evitábamos vernos lo máximo posible.

Este testimonio ficticio refleja la realidad de muchas parejas que tienen su primer hijo. La adaptación a un nuevo estilo de vida y a un nuevo rol, el de padres, puede resultar complicado.

Cada persona vive la m(p)aternidad de manera diferente. Esto provoca, en ocasiones, desajustes dentro de la pareja. Por ejemplo, cuando uno cambia radicalmente y el otro no tanto.

O cuando descubrís que hasta ahora estabais más o menos de acuerdo en todo y resulta que tenéis grandes diferencias sobre el estilo de crianza que queréis para vuestros hijos.

De cómo os ajustéis a la nueva situación depende vuestro futuro como pareja. Cuando se produce un cambio tan radical como es tener el primer hijo, es normal pasar por un “período de adaptación” en el cual ambos estéis algo más irritables y discutáis más a menudo que antes.

En realidad, el hecho de discutir no debería ser la vara de medir el estado de vuestra relación. Hay parejas que parece que no paran de discutir y siguen queriéndose y otras que apenas discrepan y acaban en separación.

¿Entonces cuál es la clave?


El secreto consiste en aumentar los momentos positivos, en lugar de intentar reducir los negativos.

Me explico: imagínate un globo deshinchado al que le pintamos un punto negro en alguna parte. Al estar desinflado, el punto ocupa casi todo el globo. En cambio cuando soplamos para hincharlo, vemos cómo el punto va perdiendo hasta color y se difumina hasta pasar a ser una pequeña mancha casi sin importancia.

El punto negro no ha cambiando, pero el globo sí. Se ha hecho más grande y por eso, en proporción, la mancha no deja apenas huella.

Algo similar pasaría en una relación. Lo importante no son las discusiones en sí sino qué proporción ocupan respecto al total de la comunicación de pareja. Si hay muchas discusiones, pero también muchos momentos buenos, puede que, efectivamente, discutáis mucho pero en proporción no consideres que estés en una crisis de pareja.


En cambio, si sólo discutís una vez a la semana, por ejemplo pero en cambio no hay apenas ningún momento bueno, esa discusión semanal definirá tu relación. El globo está desinflado y ese punto negro lo abarca casi todo.

En definitiva, si no sabes cómo dejar de discutir y has probado ya de todo, prueba a mirar para otro lado, a soplar dentro del globo.

Se trata de que comencéis a buscar momentos buenos independientemente de los malos, a hacer “gestos de buena voluntad” el uno por el otro sin pretender recibir nada a cambio, sólo porque os queréis y quieres que la otra persona sea feliz.

Llevar el desayuno a la cama, recoger los platos, dejar un post-it con algo cariñoso escrito, un mensaje a media mañana, un beso de despedida, un abrazo al volver a casa, cocinar su plato favorito, etc. son ejemplos de gestos de buena voluntad.

Como ves no se trata de grandes hazañas ni de gastar dinero sino de comenzar a soplar para que vuestra relación se infle poco a poco de momentos buenos. Una vez que consigáis esto, las discusiones no habrán desaparecido pero estaréis en mejor predisposición a trabajar sobre ellas que antes.

Lo dicho, la proporción es la clave.


¿Problemas con tus hijos?
Suscríbete y consigue gratis la guía donde explico mi método para encontrar soluciones a los problemas de crianza.

4 comentarios :

  1. Muy buen post con una muy buena solución y muy realista, porque a veces pensar que es posible eliminar las discusiones no es muy realista... Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, me alegro que te guste el punto de vista ;)

      Eliminar
  2. Mi pareja y yo estamos intentando solucionar este problema. Leer post me ha venido muy bien.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...