BLW: Ensalada de legumbres

lunes, 26 de septiembre de 2016



Que a los niños no les gustan las ensaladas es un mito como la copa de un pino. Cuando son pequeños, les fascinan los platos llenos de “cositas” con diferentes texturas y colores. Para muestra, echa un vistazo por los juguetes para bebés que hay y verás que la mayoría cumplen estas características.

Así que ¿qué mejor forma de ofrecerle un juguete vistoso y colorido de manera natural? ¡Haz una ensalada!

Esta ensalada de legumbres está indicada para niños que ya saben hacer la pinza o que están empezando a practicar. Si tu hijo todavía no sabe, es mejor que le ofrezcas comidas más sencillas, o que cortes las judías verdes en forma de bastoncitos y el tomate en trozos grandes.

Las adaptaciones para menores de un año serían:

  • No ofrecerle aceitunas, debido al exceso de sal.
  • Como la salsa lleva mostaza que tiene bastante sal, con un chorrito de aceite de oliva también está muy rica.
  • Puedes presentarle el plato con cada alimento separado o todo junto, como viene en la foto. Depende un poco del gusto de cada niño pero al principio sí suelen preferir que estén separados.

Ingredientes:

Para la ensalada:
2 tomates de ensalada.
Un bote de garbanzos.
Un bote de judías verdes o 200 gramos de judías frescas (quedan mucho mejor si son frescas).
Una cebolla.
Aceitunas negras.
1 ramita de apio (opcional)

Para el aliño:
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
1 cucharada de vinagre blanco (si no te gusta mucho el vinagre puedes echar algo menos).
2 cucharadas de mostaza de Dijon.

Modo de elaboración:

Si optáis por las judías de bote, la preparación es simplemente abrir los botes de legumbres, escurrirlos y juntarlos en una fuente. Cortar la cebolla y los tomates en dados pequeños (o de un tamaño que tu hijo pueda manejar) y las aceitunas negras en rodajas pequeñas o incluso en medias rodajas para evitar atragantamientos.
Añadir un poco de apio cortado por encima.

Si prefieres las judías frescas, sólo hay que hacer un paso previo: Lavar y cortar las judías quitándoles las puntas y las hebras y cocerlas hasta que estén tiernas. No pongo tiempo de cocción porque varía en función de la frescura de la judía. Si están muy tiernas, con 10 minutos bastará y si no, entre 20 y 30 minutos.

Para la salsa:
Mezclar todos los ingredientes en una batidora o a mano con un tenedor dándole “con energía”. Echar sobre la ensalada y remover para que se impregne todo bien.

Ya está, un plato rico y sanote.


¿Te faltan ideas para el menú diario?
Suscríbete y descárgate un ebook con ideas, consejos y menús de BLW

4 comentarios :

  1. Genial receta!
    Hay tantos mitos alrededor de la comida y los niños: que no les gustan las ensaldads, ni las verduras! Si las ofrecemos y comemos nosotros también, se obra la magia! El estigma lo ponemos nosotros no ellos!
    Millaray

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón: muchas de las manías están más en nuestras cabezas que en las suyas ;)

      Eliminar
  2. ¡Ñam! Fácil y rica :-) Yo la hago muy parecido pero me la apunto. Eso sí, sin aceitunas para el papá en prácticas jijiji...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí en realidad las aceitunas negras tampoco me entusiasman, prefiero las verdes pero con este plato el negro queda mejor a los ojos :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...