BLW a partir del año

miércoles, 3 de febrero de 2016



La OMS y demás organizaciones dicen que la leche, materna o artificial, tiene que ser el alimento principal para los niños menores de un año. A partir de los seis meses aproximadamente, los bebés están preparados para comer otro tipo de alimentos pero siempre teniendo en cuenta que son un complemento a la leche, no un sustituto.

Eso hasta el año ¿pero qué pasa con un niño que ya ha soplado su primera vela? Ese complemento que era la comida tiene que pasar a ser su alimento principal de un día para otro? ¿Qué ocurre cuando no es así?

Pueden suceder dos cosas.

Una que los padres se agobien y comiencen a presionar al niño para que coma, le desteten o no le den el biberón hasta que haya terminado su plato. Son padres que se guían más por el calendario que por sus hijos y piensan que vale, con 6 meses no pasa nada si no come pero con 12 ya tiene que empezar a comer como los demás niños.

Dos que los padres no hagan nada y sigan confiando en su hijo, observando si crece y se mantiene activo y sano pero nada más. Son padres que creen en la autorregulación y que saben que la especie humana no ha llegado a sobrevivir tantos años gracias a un calendario sino al propio instinto de supervivencia infantil.

Todavía no se ha dado el caso de un niño sano que se muera de hambre teniendo comida a su alcance.   
    
Baby Led Weaning significa para las que no sepan inglés algo así como destete dirigido por el bebé. Es el bebé el que decide cuándo dejar de tomar el pecho (o el biberón). Si se hace de esta forma, ya os puedo asegurar que el destete no será cuestión de días sino más bien meses o años. Quizás en el caso del biberón sea más fácil porque se puede sustituir por un vaso de leche de vaca normal.

Pero el destete no consiste sólo en dejar el pecho sino también en comenzar a comer comida “de adulto”,  por llamarla de alguna forma. Es decir, el niño tiene que sustituir la leche por otro tipo de alimentos porque si no, se moriría de hambre.

Para hacer esto, tiene que comprender algo muy importante. Tanto que a nosotros se nos pasa por alto: la comida sacia el apetito, lo mismo que la teta o el biberón.

Entender esto no es fácil, sobre todo porque normalmente cuando al niño le ofrecen comida por primera vez, no suele tener hambre. Esta asociación comida-hambre no se produce a los 6 meses ni a los 8 ni a los 11. Cada niño lo descubre a su ritmo y aquí no hay calendarios que valgan.


Es más, aún sabiéndola, puede que prefieran saciar el hambre con la teta que con un bocadillo. Cosas que pasan.

Lo que es seguro es que terminan comiendo y que se mantienen bien alimentados todo este tiempo. Así que madres y padres que me estáis leyendo: no os preocupéis si vuestro hijo sigue comiendo poco a partir del año, si se mantiene activo y juega, es normal. De hecho, no está comiendo poco, está comiendo lo que necesita, ni más ni menos.

Lo que hay que continuar haciendo es ofreciéndole alimentos saludables y evitar en la medida de lo posible la bollería, galletas, etc.

¿Vosotros cómo lleváis el BLW a partir del año?



¿Te faltan ideas para el menú diario?
Suscríbete y descárgate un ebook con ideas, consejos y menús de BLW

19 comentarios :

  1. A mí no me preocupa lo de las cantidades, sino que en los últimos meses las verduras sólo las quiera en forma de puré. Claro que teniendo un tonelete como mi bichilla que a penas le hace ascos a nada es fácil vivir esta parte de la crianza con tranquilidad. Y me hace gracia que como no sabe lo que son las chucherías, las trata como si fueran juguetes las tira, las ordena pero no le da por llevárselas a la boca incluso cuando las encuentra encima de la mesa junto al resto de comida que sí sabe lo que es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M verduras tampoco come muchas: zanahorias, calabacín y poco más. Son alimentos poco nutritivos para ellos y yo creo que por eso no come demasiado. Lo de las chucherías y demás, es la clave para que se autorregulen porque si las comen, no comerán otra cosa.

      Eliminar
  2. Mara sigue comiendo tan poco con 28 meses que me asombra. Imagino, por aquello de que no para, que no necesitará mucho más ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decimos por aquí, a veces comer y dormir son una pérdida de tiempo ¡hay tanto por hacer! XD

      Eliminar
  3. La peque a sus 25 meses tiene sus días (como todo el mundo. Hay días q come como si no hubiera mañana y otros en los que mira la comida como las vacas al tren. Nosotros confiamos en ella, en su autorregulación y nos limitamos a dejarle a su alcance alimentos saludables. El resto depende de ella ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial, M hace lo mismo, al final son ellos los que deciden y oye, un peso que nos quitamos de encima :)

      Eliminar
  4. Yo ando algo preocupada porque por la noche solo quiere teta ... a veces cuando no se duere antes le ofrezco papilla de cereales pero no suele tomar mucho, la cena es la peor comida del dia. Tiene 13 meses y no para. ^.^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cena suele ser el momento más difícil porque están cansados y no les apetece hacer el esfuerzo de comer. Con 13 meses y con pecho a demanda yo no m preocuparía demasiado por si cena o no (que sí cena, teta)

      Eliminar
  5. Yo ando algo preocupada porque por la noche solo quiere teta ... a veces cuando no se duere antes le ofrezco papilla de cereales pero no suele tomar mucho, la cena es la peor comida del dia. Tiene 13 meses y no para. ^.^

    ResponderEliminar
  6. Por aquí estamos en huelga de cena desde hace... Pero bueno, con toda la calma del mundo. No sé si es que está cansado, que no ceno con él o qué, pero no hay manera y no tiene hábito así que supongo que no le entra gusilla. Por lo demás suele comer bien y le dejamos que coma lo que le apetezca. Alguna vez le doy alguna vuelta a la cabeza pero le veo sano y feliz así que no pasa nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son rachas, nosotros nos dimos cuenta de que si adelantábamos la cena (algunos días hasta las 19:30), cenaba más porque estaba menos cansado pero vamos, va por días

      Eliminar
  7. Hola. Mi peque tiene 15 meses y lo mismo hay días que come más y días que menos,come de todo, verduras, pescado, le encanta probar , así que no me preocupo porque confío en ella . Hasta aquí todo perfecto. El problema que veo ( yo no hago caso a esto, claro está) es que vas a la revisión del pediatra y me dice que debería haber engordado 300 gr y "sólo " engordó 200 gr., que le vaya restringiendo el pecho y le diera leche de crecimiento. A mí esto no me afectó (aunque debo de reconocer que me puso de muy mala leche), ya que mi niña pasó un catarro y un pequeño virus y entendí que era normal, además que están creciendo sin parar, yo la veo contenta y bien, así que ni caso, el problema está cuando se lo dicen a mamás que por cualquier motivo esto les afecta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya Paula, no me extraña que te afectará. ¡¿Y se supone que la leche de crecimiento tiene que ofrecer más que la materna?!
      Cuando están enfermos comen menos, igual que nosotros.
      Es que estás cosas me ponen de los nervios, el jugar con el miedo de las madres!
      Ánimo Paula!
      Millaray

      Eliminar
    2. Así es, esta pediatra ya me dijo en dos ocasiones que ka destetara. A la próxima me llevo el libro de Carlos Gonzalez y Julio Basulto y le explico el tema de la leche de crecimiento. En ocasiones nos toca ser mamás y además pediatras porque no dan una.
      Gracias Millaray

      Eliminar
    3. Os pediatras son expertos en enfermedades pero lo que es alimentación y salud están bastante flojos en general, aunque he de reconocer que van cambiando poco a poco

      Eliminar
  8. Totalmente de acuerdo Cristina! La base es la confianza en su capacidad. Nuestra mayor, Gaia, al año ya comía mucho y había rebajado bastante la cantidad de pecho que tomaba, pero el pequeño, Teo, ahora con 24 meses sigue comiendo básicamente leche del pecho, y poco alimento. Como muchas decís, tiene sus días de más y sus días de menos, pero no nos preocupamos porque es muy activo, curioso y sobretodo feliz, así que él controla. Nuestra función está en ofrecerles comida lo más saludable posible, a partir de ahí, ellos deciden.
    Millaray

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, el truco es ofrecerle comida saludable de esta manera nos aseguramos de que comen lo que necesitan, y si algún día sólo quieren el postre ¿qué más da? si es una fruta o un yogur natural

      Eliminar
  9. Buen post, yo soy de las que cuando cumplió el año me entró la duda de si tenía que seguir dándole la teta antes de las comidas, como hasta entonces, o quizá darle antes la comida... Estuve un tiempo (no mucho) hecha un lío sin saber qué hacer y al final decidí dejar que eligiera mi hijo. Ahora con 18 meses es aun más fácil porque ya pide (más o menos) lo que quiere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje, vaya lío que nos montamos a veces ¿verdad? Continuar con la línea del BLW, lo que hay que hacer es dejar que el niño decida com tú hiciste.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...