BLW: Lasaña de carne

miércoles, 27 de enero de 2016


El otro día me fui sola al supermercado a hacer la compra así que pude “dar un paseo” por las estanterías y fijarme en las novedades. Ese día vi una masa de pasta fresca para lasaña, que no necesita cocción previa.

En menos de 5 segundos esa pasta estaba dentro del carro.

Nunca me gustó hacer lasaña porque no tengo habilidad manual y siempre se me terminaban rompiendo las placas cuando intentaba sacarlas del agua, o cuando intentaba colocarlas bien, etc. Vamos, que de cuatro placas, aprovechaba una.

La idea de esta pasta fresca me pareció genial y esa misma tarde me puse manos a la obra. Es cierto que la lasaña no es un plato de diario, porque requiere cierta elaboración (yo tardé una hora y media desde que empecé hasta que la serví en la mesa), pero de vez en cuando también apetece enredarse un poco.

Además, se pueden hacer gran cantidad y congelar después.

Las adaptaciones que hay que hacer para menores de un año son bastantes ya que no deberían tomar lácteos así que la bechamel quedaría descartada, o habría que hacer una versión sin leche ni mantequilla (si buscáis en google “bechamel sin leche” os aparecen muchas opciones. No pongo ninguna porque no las he probado).

Otra opción sería ofrecerle solo el relleno, en ese caso, el bebé tendría que saber hacer la pinza o manejar una cuchara (se la podemos llenar nosotros y que sea él el que se la lleve a la boca).

Pero como digo, al no ser un plato de diario, bien se puede esperar a que cumpla el año y la pruebe igual que nosotros.

Ingredientes:

500 gr. de carne picada mezcla (mitad cerdo y mitad ternera).
1 cebolla.
1 diente de ajo.
1 zanahoria.
Aceite de oliva virgen extra.
Tomate triturado (yo utilicé una lata de 400 gr.).
Sal.
Pimienta negra.
Orégano.
1 paquete de pasta fresca para lasaña.
Queso rallado.

Para la salsa bechamel:

Medio litro de leche.
40 gramos de mantequilla.
2 cucharadas de harina.
Sal.
Nuez moscada.

Modo de preparación:

Picamos el ajo, la cebolla y a zanahoria lo más fino que podamos . En una sartén con aceite, las pochamos a fuego lento hasta que la cebolla quede transparente.

En ese momento añadimos la carne picada, la sal y una cucharadita de pimienta negra. Con ayuda de una espátula vamos “rompiendo” la carne para que no queden bolas grandes.

Una vez que la carne haya perdido su color rojo, es el momento de añadir el tomate triturada y el orégano. Dejamos que se cocine todo a fuego lento unos 10 minutos.

La salsa bechamel:
En un cazo calentamos la leche. Antes de que comience a hervir, la retiramos del fuego y reservamos.

En otro cazo echamos la mantequilla y esperamos a que se derrita (fuego medio/fuerte) Cuando esté completamente derretida, añadimos la harina y removemos bien con la ayuda de unas varillas.

Una vez que la harina tenga un poco de color, es el momento de añadir la leche. La mejor manera es ir haciéndolo poco a poco y removiendo bien, asegurándonos de que no quedan grumos y pasando bien las varillas por el fondo del cazo para evitar que la harina se quede pegada.

Sabremos que la bechamel está lista cuando al levantar la varilla, nos quede un hilo continuo y no gotas sueltas. En ese momento, añadimos la nuez moscada (una cucharadita pequeña) y la sal, removemos un minuto más y retiramos del fuego.

Montar la lasaña:
Engrasamos una fuente para horno con mantequilla para evitar que la lasaña se nos quede pegada.
Abrimos el paquete de pasta fresca y colocamos la primera placa (o dos si la fuente es grande). Encima, echamos un poco del relleno de carne y tapamos con una nueva placa de pasta.

Vamos haciendo pisos de esta forma (placa de pasta, relleno, placa de pasta) hasta que se nos termine la carne. Normalmente, se suelen hacer 3 o 4 pisos.

Cuando la tengamos montada, cubrimos la lasaña con la salsa bechamel y por encima de todo, ponemos un poco de queso rallado.

Metemos la fuente en el horno a 180º con el grill puesto y esperamos que tome un color dorado por encima. Sacamos y ya está lista para servir (¡ojo que quema!).

*La foto no es mía, me olvidé de hacerla porque teníamos mucha hambre :) 



¿Te faltan ideas para el menú diario?
Suscríbete y descárgate un ebook con ideas, consejos y menús de BLW

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...