BLW: Lasaña de carne

miércoles, 27 de enero de 2016


El otro día me fui sola al supermercado a hacer la compra así que pude “dar un paseo” por las estanterías y fijarme en las novedades. Ese día vi una masa de pasta fresca para lasaña, que no necesita cocción previa.

En menos de 5 segundos esa pasta estaba dentro del carro.

Nunca me gustó hacer lasaña porque no tengo habilidad manual y siempre se me terminaban rompiendo las placas cuando intentaba sacarlas del agua, o cuando intentaba colocarlas bien, etc. Vamos, que de cuatro placas, aprovechaba una.

La idea de esta pasta fresca me pareció genial y esa misma tarde me puse manos a la obra. Es cierto que la lasaña no es un plato de diario, porque requiere cierta elaboración (yo tardé una hora y media desde que empecé hasta que la serví en la mesa), pero de vez en cuando también apetece enredarse un poco.

Además, se pueden hacer gran cantidad y congelar después.

No soporto a mi hijo

lunes, 25 de enero de 2016



¿Y si cojo el coche y desaparezco?, mis hijos no me quieren, a veces les daba un guantazo y al menos me quedaba a gusto, no soy capaz, soy una madre horrible, ojalá pudiese desaparecer durante un tiempo, no sé hacer nada bien, no quiero a mis hijos, no los soporto, ojalá me/se murieran.

Responde con sinceridad ¿Alguna vez has pensando en alguna de estas cosas o en variantes parecidas?

La biblioteca de M: El conejito que quiere dormirse

miércoles, 20 de enero de 2016



El sueño de los hijos es un tema que nos trae de cabeza a los padres desde el momento en que adquirimos ese título. ¿Duerme del tirón? ¿cuántas siestas hace por el día? ¿cuánto duran? ¿cuánto tarda en dormirse? ¿se duerme solo?... y así podría seguir hasta el infinito.

El caso es que M tarda mucho en quedarse dormido, mínimo una hora cada noche (sin contar pijama y demás: una hora en la cama). Le ha pasado casi desde que nació. Eso sí, ahora cuando se duerme, ya se queda toda la noche, al menos la mayoría de las veces.

Por eso cuando escuché hablar del nuevo libro que está revolucionando el sueño infantil, me entró la curiosidad. El Conejito que quiere dormirse promete en la contraportada que los niños se dormirán mucho antes si los padres les leemos este cuento.

Técnicas de relajación para niños (II)

lunes, 18 de enero de 2016




Llegas un día a casa del trabajo. Estás muy enfadada porque tu jefe te ha hecho una buena jugada y no puedes hacer nada para evitarlo. Quieres gritar y pegarle a alguien o simplemente llorar: necesitas HACER algo.

Entonces aparece tu pareja y te dice: “Tranquila, RELÁJATE que estás muy nerviosa”

En ese momento pueden pasar dos cosas: o bien comienzas a gritarle a él (¿¿cómo me dices que me relaje??) o bien comienzas a llorar sin parar. Lo que seguro que no harás será relajarte.

Con los niños pasa algo parecido. Pedirle a alguien que se relaje cuando lo que necesita es acción puede llegar a ser contraproducente, tenga 7 años o 70 años.

Por eso hoy voy a hablar de unas técnicas de relajación diferentes.

La bibiloteca de M: Mamá, no puedo dormir

miércoles, 13 de enero de 2016




Al final ha caído uno de los libros de los que os hablaba eneste post pre-navideño: “Mamá, no puedo dormir”. Se trata de un libro alemán, escrito por Brigitte Raab e ilustrado por Manuela Olten. 

Cuenta la historia de una niña que, a punto de irse a la cama, le dice a su madre que no consigue dormir. Su madre, con paciencia infinita, le dice que todo el mundo duerme, y para darle un ejemplo le explica que incluso los leopardos de África lo hacen subidos a un árbol.

Error de la madre, que consigue que la niña intente dormir como los leopardos y se encarame al árbol más cercano. Vamos, que en vez de relajarla lo que ha hecho es despertar su curiosidad a horas en las que todos estamos cansados.

No para de portarse mal

lunes, 11 de enero de 2016



“No para de portarse mal”,  “nunca hace los deberes a tiempo”, “tiene que cambiar esa actitud, si no va a ir por mal camino”, “tiene que limpiar su habitación”, “tiene que hacer la cama”, “tiene que ayudar a poner y a quitar la mesa”, “nunca ayuda en casa, no hace nada”, “sólo quiere jugar y nunca recoger”, “le tengo que decir las cosas ocho veces para que me haga caso”.

¿Qué tienen todas estas frases en común, aparte de ser quejas y deseos habituales de los padres en las consultas de psicología infantil?

BLW: 10 razones para comenzar

miércoles, 6 de enero de 2016





Me ha costado resumir en 10 puntos todas las ventajas del BLW, pero ahí van las 10 razones por las que el BLW vale pena. Por si alguien está dudando en comenzar a ofrecer sólidos a su hijo desde el principio de la alimentación complementaria.

Las críticas que ofenden

lunes, 4 de enero de 2016



Ofende quien puede, no quien quiere.

Gran sabiduría la del refranero popular, ¿no os parece?.


Ahora bien, me he dado cuenta de que nunca he escrito sobre lo esencial, que es que los comentarios nos ofenden en la medida en que nosotros les dejamos.