Miedos infantiles: Qué son y qué hacer

lunes, 26 de octubre de 2015



El miedo es una de las emociones básicas del ser humano. Esto quiere decir que es universal y que se manifiesta a los pocos meses de vida. Como el resto de las emociones, el miedo cumple una función dentro de la supervivencia de la especie.

Así como la alegría favorece la empatía y la cohesión social, el miedo nos protege de los peligros que nos puedan surgir. Gracias al miedo, nuestros antepasados no se acercaban a acariciar al león ni se ponían a dar saltos cerca de un precipicio.

Pero el miedo no surge así de repente sino que nos “vamos entrenando” en esta emoción desde pequeños. De ahí que haya miedos que son más propios de la infancia que de la edad adulta.

Desarrollo de los miedos


0-2 años
Los estudios apuntan a que las primeras manifestaciones de miedo se dan sobre los 6/8 meses y suelen tener como desencadenante la separación con el cuidador: la famosa angustia de separación. Con el paso del tiempo, si todo marcha bien, esta angustia se va calmando y, aunque siempre va a estar (todos echamos de menos a nuestros seres queridos cuando no están), se lleva de otra forma.

En esta etapa también surge el miedo a los extraños y a los animales.

2-6 años
Aparece la función simbólica, la capacidad de imaginar y el mundo de la fantasía. De ahí que sea la etapa de los miedos a los monstruos, a la oscuridad y a los animales.
Superar o no estos miedos depende mucho de cómo los padres manejen la situación.

6-11 años
El desarrollo cognitivo permite al niño ser “un poco más racional” por lo que los miedos ahora serán más específicos y reales: a tener accidentes, a la sangre, a las arañas, al fracaso escolar.

El miedo a quedarse solo también es típico de los niños de esta edad, ya que empiezan a entender lo que es la muerte o lo que significa la separación de sus padres, por ejemplo.

Adolescencia
El miedo a la muerte y al daño se minimiza mientras que el miedo al rechazo y al aislamiento social está en su punto máximo.  De ahí que muchos adolescentes comiencen a fumar, beber, etc.: no tienen miedo a que les pase nada pero sí a no ser aceptado.

¿Cómo actuar ante los miedos infantiles?


Antes de nada, los padres debemos valorar si se trata de un miedo normal para la edad o de una fobia. Para entender la diferencia os pongo un ejemplo:

Marcos ve a un perro y enseguida se agarra a las piernas de su madre. Aunque se le invita a hacerlo, se niega a acariciar al perro. No le quita ojo y se mantiene siempre a una distancia prudencial: Marcos tiene miedo del perro.

Manuel ve a un perro y comienza a chillar y sale corriendo. Si no puede correr, llora desconsolado hasta que el perro desaparece de su vista. Sus padres tienen que ir por la calle con mucho cuidado e incluso evitando ir a algunos parques porque como Manuel vea a un perro, aunque sea a metros de distancia empezará a gritar y a asustarse: Manuel tiene una fobia.

¿Se entiende bien la diferencia? Las indicaciones que voy a dar ahora son para actuar ante los miedos infantiles. Si tu hijo tiene una fobia, lo mejor es que consultes con un especialista

1. No te burles jamás del miedo del niño. Por muy ridículo que sea, el miedo es miedo y si te ríes del niño, además de atemorizado estará avergonzado. Si le quieres decir algo, dile que todo el mundo tiene miedo(incluso tú) y que no es nada malo, pero que si quiere, le puedes ayudar a que ese miedo que tiene no le impida hacer lo que sea (acariciar un perro, quedarse solo en casa, montar en bici…).

2. No le obligues a enfrentarse de golpe a lo que le tiene miedo. Por ejemplo: si le tiene miedo a la oscuridad, ni se te ocurra encerrarlo en su habitación de noche con todo apagado.  A veces el miedo se va tal y como vino si respetamos el temor del niño. Paciencia.

3. Sé un ejemplo. Si tu hijo tiene miedo a los perros, sé tú el primero en acariciarlos para que vea que no pasa nada.

4. Utiliza la distracción. Perdonad que me ponga un poco conductista para esto: Si tenemos una situación (la oscuridad) muy asociada con una emoción desagradable (miedo) podemos “romper” esta asociación introduciendo una nueva sensación agradable (la risa). De esta forma, si vamos con el niño a la habitación y empezamos a hacerle cosquillas, podemos ir apagando la luz poco a poco sin que él se dé cuenta y de esta manera será capaz de pasar más tiempo a oscuras. Siempre poco a poco, sin forzarle y sin temer dar marcha atrás.

5. Imaginación al poder. Esto funciona especialmente con niños de preescolar y sobre todo con miedos imaginarios. Utiliza “amuletos espanta-fantasmas” o rocía la cama con un “spray que repele los monstruos”. Aprovecha el poder de la imaginación de tu hijo para que actúe a su favor.

6. Pregúntale a tu hijo ¿Qué podemos hacer para que tengas menos miedo?. Parece obvio ¿verdad? Pero muchas veces nos olvidamos que son ellos los mejores expertos en sí mismos y son los que pueden tener la solución al asunto.

¿Vuestros hijos a qué le tienen miedo? ¿Qué hacéis para ayudarle?

¿Quieres mejorar tus relaciones familiares?
Suscríbete y consigue gratis la guía donde explico mi método para encontrar soluciones a los problemas de crianza.

16 comentarios :

  1. ¡Me ha encantado! "Muchas veces nos olvidamos que son ellos los mejores expertos en sí mismos y son los que pueden tener la solución al asunto". Y no sólo con respecto a los miedo, yo creo que esto es aplicable a todo: si tienen frío, si quieren comer, si están cansados...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, aunque a veces con lo del cansancio y el frío, hay todo un aprendizaje porque no saben qué les pasa y cómo solucionarlo

      Eliminar
  2. Pues me ha dado por rebuscar en el comportamiento de Mopito a la caza de una fobia y tengo un sospechoso: ¡Soplar las velas y la canción de cumpleaños feliz! Se pone fatal cada vez que que esto pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doy fe de esto. Pobrecillo qué mal lo pasó cuando empezamos a cantarle el cumpleaños feliz a Mara... Nuestra peque ha empezado a mostrar ahora un poco de miedo a la oscuridad. Me he fijado en los últimos días. Gracias por los consejos. Genial el post.

      Eliminar
    2. ¡Pobre! Espero que se le pase pronto el miedo a las velas, si no, que mal lo va a pasar en los cumples.
      El miedo a la oscuridad es un clásico, en la línea de la supervivencia total: puede haber un depredador al final del pasillo ¿verdad?

      Eliminar
  3. Qué interesante tu artículo. Me gusta mucho el tipo de miedos según la edad y las soluciones que propones. En el caso de Hugo tiene miedo a que entren en casa y se debe fundamentalmente porque su habitación se encuentra frente a la puerta de entrada (después de un hall de entrada amplio, pero eso a él no le alivia). Así que hicimos una entrada en el blog hablando del tema para restarle importancia. El resultado: una alarma dibujada y pegada junto al timbre de entrada (puedes verlo aquí: http://www.yolandalopez.es/2014/05/alarma-llegan-los-miedos.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaa, genial la solución. Al final es lo que digo con los niños: imaginación al poder

      Eliminar
  4. Que curioso, a mi niño con 15 meses y medio le encantan los animales. He tenido perros más grandes que él al lado, intentando lamerle (o lamiéndole) y no le han dado miedo. Pero bueno, nunca me ha sorprendido demasiado porque por lo visto yo era igual de pequeña. O sea, que creo que cuando empiece a hablar empezará a pedirnos un perro, jajaja. Ahora mismo, a parte de a separarse de nosotros, no sé decir a qué otra cosa le tiene miedo (creo que había algo más, pero no logro recordarlo). Me resultó muy curioso que su primo, dos meses mayor, le tenía pánico al termómetro digital, era verlo y empezar a llorar de forma histérica, ¡pobrecito! (La solución fue fácil, usar otros termómetros, jeje).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía es muy pequeño para tener miedos concretos y los que hay, suelen ser debido a alguna mala experiencia (igual asocia el termómetro al médico o a estar enfermo).
      Lo de los animales, me refiero a que es en esa etapa donde suelen surgir pero no quiere decir que todos los niños le tengan miedo a los animales, depende un poco del entorno y de cómo reaccionemos los padres cuando vemos un perro

      Eliminar
  5. Mi bichilla, con todo lo bruta que es, lo único que no soporta es la canción del cumpleaños feliz y a a las tías pesadas de su padre. ¿Estos miedos están estudiados? No sé si es miedo o qué pero yo no la he visto nunca llorar de semejante forma ni cuando la han vacunado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues parece que ya hay dos niños con miedo al "cumpleaños feliz" empieza a ser curioso ¿qué tendrá la canción? No sé si está estudiado pero si no, habría que empezar a analizarlo.
      Respecto a las tías, tú misma dices que son pesadas, pues normal que les tenga miedo :)

      Eliminar
    2. Hola! Me encanta tu blog!
      Respecto al tema del cumpleaños feliz, yo recuerdo llorar como una magdalena cada vez que me lo cantaban hasta los 5 años más o menos y era porque me emocionaba un montón.... (Más mayor dejé de llorar creo que por vergüenza, pero me seguía encogiendo el corazón que me cantaran) y si que me ponía fatal...

      Eliminar
    3. Hola! Me encanta tu blog!
      Respecto al tema del cumpleaños feliz, yo recuerdo llorar como una magdalena cada vez que me lo cantaban hasta los 5 años más o menos y era porque me emocionaba un montón.... (Más mayor dejé de llorar creo que por vergüenza, pero me seguía encogiendo el corazón que me cantaran) y si que me ponía fatal...

      Eliminar
    4. Muchas gracias, me alegro que te guste.
      Una cosa es llorar de emoción y otra de miedo. Si un niño es pequeño lo más seguro es que tenga miedo, luego el llanto se va sofisticando

      Eliminar
  6. Ayyy nosotros estamos igual con mi peque de 4 años, lleva semanas que no puede quedarse solo y me tengo que meter con él en la cama. Ya puse en marcha lo del atrapamontruos, y no funciona. Dice que quiere ser mayor para que se le vaya el miedo. Pobre mío, no sé que más hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes preguntarle que cómo va a notar que se hace mayor, a lo mejor te da una pista de por dónde seguir.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...