BLW: Croquetas de pollo

viernes, 8 de mayo de 2015

Hace un tiempo lancé una pregunta en Twitter: ¿Cómo aprovechar las sobras de un pollo asado el día anterior? las respuestas no tardaron: Marujismo, Mangiare a mesa puesta y otras twitteras más me dieron un montón de opciones. Y la ganadora fue la idea de las croquetas: por su sencillez y porque daba la casualidad que tenía todos los ingredientes en casa. Desde entonces, cada vez que compramos un pollo para el horno, compramos de más para que haya "sobras" y poder repetir la experiencia croquetil.

Es un plato apto para niños que ya comen gluten y huevo. La croqueta es un alimento muy fácil de coger (depende de la forma que le demos) y  es ideal para que controlen su fuerza con las manos. Lo único es que hay que tener cuidado para que no quemen por dentro. Mejor esperar bastante a que enfríen, para evitar sustos. 

Las adaptaciones que se pueden hacer para que un bebé pueda comer este plato son:
- Si es menor de un año, eliminar la sal de la receta.
- Si es menor de un año o si no queréis darle lácteos, esta receta se puede hacer de la misma forma sustituyendo la leche por caldo de pollo o de verduras.
- Si no toma huevo, podemos prescindir de este ingrediente pero en este caso, lo mejor es hacerlas al horno para evitar que se rompan al freírlas. 
- Una idea es hacer las croquetas de distintos tamaños y formas. Se me acaba de ocurrir pero puede ser divertido ¿no?

Croquetas de pollo asado
Megacroquetas, tenía prisa y por eso las hice gigantes

Ingredientes

- Pechuga de pollo asada (o muslos o cualquier otra parte del pollo).
- 2 vasos de leche (o caldo de verduras).
- Una cebolla.
- 3 cucharadas de harina.
- Un chorrito de aceite de oliva.
- Sal.
- Una cucharada pequeña de nuez moscada.
- Dos huevos.
- Harina.
- Pan rallado.

Modo de preparación

Desmenuzamos la pechuga de pollo y la trituramos. Nos quedará como una especie de masa compacta. Cortamos la cebolla lo más fino posible y la pochamos en una sartén. Cuando empiece a estar transparente, le añadimos la pechuga triturada. Removemos durante un par de minutos, apagamos el fuego y reservamos.

Para hacer la bechamel, en una olla ponemos aceite de oliva y harina a fuego suave. Removemos bien para que la harina se cocine y pierda su sabor. A continuación, echamos la sal y la nuez moscada y finalmente la leche (o el caldo) poco a poco mientras removemos hasta que veamos que la bechamel se está espesando: cuando la salsa empiece a separarse de las paredes de la olla, es que está lista. 

Después, mezclamos el pollo y la cebolla con la bechamel. Le damos un par de vueltas hasta que esté todo mezclado y apagamos el fuego. Vertemos toda la masa en una fuente baja y cubrimos con papel film para que no se reseque. Una vez que está fría, la metemos en la nevera y la dejamos reposar un par de horas.

A continuación es hora de hacer las croquetas. Con la mano o con un par de cucharas le vamos dando la forma que queramos. Las pasamos primero por harina, luego por el huevo batido y finalmente por el pan rallado. Cuando las tengamos todas hechas, tenemos dos opciones:

  • Freírlas en abundante aceite bien caliente. Esta es la opción tradicional y la menos saludable pero también es mucho más rápida.
  • Meterlas en el horno precalentado a 180º durante unos 25 minutos (depende del tamaño de las croquetas). En esta ocasión las hice fritas pero también probé a hacerlas al horno y salen muy ricas. Las puse en la bandeja inferior, con calor arriba y abajo,  y a los 15 minutos les di la vuelta para que se hicieran bien por ambos lados.


¿Te faltan ideas para el menú diario?
Suscríbete y descárgate un ebook con ideas, consejos y menús de BLW

15 comentarios :

  1. ¡Toma ya! :-) También se puede sustituir la leche o el caldo por cualquier bebida vegetal. Yo las suelo hacer con bebida de avena y quedan estupendas. Ñam!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad es que no especifiqué cuando puse leche, pero en realidad valdría cualquier tipo, aunque yo nunca las he probado de esa manera

      Eliminar
  2. A mí me encantan pero a Mopito no le entusiasman. Nunca había oído la opción de hacerlas al horno. Mi madre, experta en croquetas como todas las buenas madres, es de la opinión que para que la fritura de la croqueta tenga éxito y no se abran, se deben freír de una en una.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu madre es una mujer sabia. Yo de una en una no las hago pero sí es verdad que voy de tres en tres o de cuatro en cuatro (depende del tamaño) para que el aceite no se enfríe y se mantenga siempre muy caliente.
      Al horno no salen tan crujientes pero están ricas y tus arterias te lo agradecen

      Eliminar
  3. Bua Bua bua he leído hacer bechamel y me rajo. Soy nula para bechamel...y eso que me estaba animando a hacerlas, pero lo dejaré para más adelante.. Me guardo la receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj, ¡No, mujer, hay que ser valiente! Esta receta lleva muy poca bechamel, por eso me gusta mucho. Es difícil que te salga mal…valor ¡y al toro!

      Eliminar
  4. Yo para las croquetas tiro de Thermomix y se hacen en un momento. A mi me encantan, sobre todo las de bacalao, pero a Minififi no te creas que le molan mucho. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí ese cacharro es un completo desconocido porque ni mis padres ni yo hemos tenido nunca. De hecho, no conozco a nadie que lo tenga, será que vivo en un atraso tecnológico de narices. (tampoco tenemos microondas, con eso ya te lo digo todo)

      Eliminar
  5. Me has leído el pensamiento jajaja. Ayer le decía a la peque que con el pescado que había sobrado en la cena teníamos que hacer unas croquetas para aprovecharlo.
    A ella las que le dan en el cole no le gustan así que, como le gusta cocinar, vamos a probar a hacerlas en casa a ver si a sí las empieza a comer.
    Por cierto, no tenía ni idea que se pudiesen hace al horno, voy a probar a ver que tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí las croquetas en realidad no me suelen gustar demasiado pero estas sí porque tienen más pollo que bechamel, así que saben mucho a pollo

      Eliminar
  6. Hola!!! Si mi peque no ha probado el huevo, sabes si podría utilizar otra cosa? Graaaacias!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se me ocurre que, o bien puedes probar a eliminar el huevo y pasarlas por harina y pan rallado o bien utilizar harina de garbanzo con un poco de agua (queda como una pasta similar al huevo) para rebozarlas

      Eliminar
  7. Me apunto lo del horno y lo de la harina de garbanzos! Una pregunta: si lo hago al horno, luego las podre congelar? O mejor que las congele crudas? Y si es asi, luego al descongelarlas como las cocino( caliento)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es mejor que las congeles crudas y cuando las saques, puedes o bien freírlas o al horno.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...