10 actividades que puedes hacer mientras das el pecho

miércoles, 27 de mayo de 2015

Cuando me quedé embarazada quise informarme bien sobre el tema de la lactancia porque debido a algunos nacimientos recientes que hubo a mi alrededor empecé a sospechar que eso de que el niño se engancha a la teta cinco minutos y ya está era un mito hoolliwoodiense. Sin embargo lo que descubrí me dejó muerta: resulta que un recién nacido puede hacer más de 10 tomas al día de una hora cada una. No hace falta tener una calculadora delante para darse cuenta de que era posible que me fuese a pasar más de la mitad del día con la teta fuera.

M no hacía tantas tomas diarias pero a cambio cada una duraba más de hora y media así que al final el resultado era más o menos el mismo. Para no desquiciarme, intentaba hacer alguna actividad diferente mientras daba el pecho y la verdad, a día de hoy con tomas que duran minutos durante las cuales es casi imposible empezar nada, confieso que de vez en cuando echo de menos esas tomas interminables que me dejaban tiempo para mí.

Imagino que con un segundo hijo esta lista que os pongo será un poco difícil de cumplir porque hay otro niño al que atender (ni me planteo siquiera lo que hacer con un tercero y un cuarto).

Pero si eres una orgullosa madre primeriza de un recién nacido, ésta es tu página, ahí van unas cuantas actividades alternativas para no aburrirse mientras una da el pecho.


Comer

Pues sí, ya que el bebé come, pues tú también. Al principio puede resultar complicado si no tenemos mucha práctica con recién nacidos pero os aseguro que con un cojín de lactancia y un poco de práctica en unos días tenéis dominado el arte de comer con una sola mano.

Los animales también son multitarea cuando amamantan

Terracear

¿No tienes tiempo libre desde que nació tu hijo? ¡Aprovecha esos momentos de amamantamiento! Puedes ir al bar de al lado con tu pareja, tus amigas o incluso con tu suegra. No importa con tal de que te dé un poco el aire. En cuanto el bebé quede bien enganchado, ya puedes desconectar y dedicarte a hablar sobre el sexo de los ángeles.

Ver la tele

Confieso que durante los primeros meses de vida de M me vi la serie completa de Dexter. Cada día caían dos capítulos casi seguro. Me sentaba en el sofá con el cojín de lactancia, el mando de la tele, un poco de agua y algo de chocolate a mano y a disfrutar del momento. Además noté enseguida cuando las tomas se estaban acortando porque pasé de poder ver un capítulo entero de  Dexter a uno de Cómo conocí a vuestra madre.

Pasear

Esto yo no lo practiqué, más que nada porque M nació el año que estuvimos de ciclogénesis explosivas en ciclogénesis explosivas y tardamos en ver la luz del sol unos tres meses. Pero creo que es una buena actividad que se puede hacer perfectamente con la ayuda de un fular y un poco de maña.

Leer

¿Qué habría sido de mí sin leer durante las tomas nocturnas? Carlos González, mi compañero de fatigas durante aquellas noches me ayudaba a no dormirme mientras vigilaba que M se enganchase correctamente. Poco a poco mis gustos lectores volvieron a la normalidad y retomé las novelas de toda la vida. Eso sí, para leer y dar el pecho ayudan mucho los libros electrónicos que solo necesitas una mano para cogerlos y pasar páginas.

El kindle salvó nuestra lactancia nocturna :)

Descansar

Ese momento en que no sabes qué hacer con él, que acabas de comer y te gustaría tener una sobremesa tranquila. Ese es el momento de interpretar cualquier mínimo movimiento del bebé como una llamada a la teta. No te preocupes, que si te equivocas y no tiene hambre te lo hará saber pero si la tiene ¡disfruta de tu digestión! 

Dormir

Una de las primeras posturas que me enseñaron en la asociación de lactancia fue la de dar de mamar tumbada. Yo al principio no podía porque las pezoneras se me caían pero desde el momento en que las quité, empecé a practicar y en pocos días estaba todo controlado. Así, por lo menos, parte de las tomas nocturnas yo me las pasaba (y las paso) durmiendo por lo que estoy con más energías al día siguiente que si me hubiese tenido que incorporar en cada toma.

Hacer un puzzle

O un crucigrama, un sudoku, o cualquier otra cosa que requiera cierto ejercicio mental. Si antes de ser madre eras aficionada a este tipo de pasatiempos, te diré que te hagas con un buen arsenal de ellos para los primeros meses. Y si no lo eras, pues también porque igual te acaban por gustar y son buenos para ayudarte a desconectar de la dinámica bebé-teta-pañal. 

Andar con el móvil

Actualizar Twitter, cotillear Facebook, habla por el Whatsapp, leer el periódico…incluso hablar por teléfono (cuenta la leyenda que antes el teléfono se usaba para hablar). Ahora mismo el momento en que M se queda dormido pero todavía no se ha soltado de la teta, es el momento en que aprovecho para hacer todas estas cosas. Así cuando está despierto, me puedo dedicar más a él. 

Mirar para tu bebé

Al poco de nacer M, J me dijo que alucinaba con la capacidad que tenía yo de estar minutos y minutos mirando para M sin aburrirme ni despistarme. Es verdad, ver como tu hijo mama es algo hipnótico que hace que muchas veces el tiempo se pase volando.

Y ya están las diez actividades que una puede hacer mientras da el pecho. Seguro que con la práctica y un buen fular se pueden hacer muchas más así que contadme ¿vosotras qué hacíais? 


Image and video hosting by TinyPic

38 comentarios :

  1. Geniales! Yo le di mucho a la tele, lo confieso. Me enganché muchísimo a un programa que ponían entonces de unos tipos que participaban en subastas de trasteros abandonados en algún lugar de Texas. Luego llega un día en que el pichñon espabila y la tele empieza a despistarle. Ese día se acabó el poder verla para siempre, así que hay que aprovechar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja... Muy fan, Paula :-D

      Eliminar
    2. Jajaja, yo estaba enganchada al programa de renueva tu casa, creo que sólo lo veía porque me gustaba la cara de "madre mía que horterada" ponía J

      Eliminar
  2. buenísimo!, yo también veía mucha serie....También el ebook es fundamental, ya que tienes una sola mano, en el libro normal sería imposible darle la vuelta a la hoja.
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, menos mal que hemos sido madres después de que se inventase el ebook

      Eliminar
  3. Muy buenos consejos para no desesperarse mientras se da el pecho, hay algunas que se impacientan porque el bebé tarda o quiere comer antes de las 3 horas reglamentarias. Las mamis dando el pecho enganchadas al movil es lo que más he visto ultimamente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de las 3 horas reglamentarias es uno de los mitos que más lactancias se cargan, si una espera eso y ve que no es así se puede agobiar mucho y pensar que su leche no alimenta

      Eliminar
  4. Estupendo el decálogo! Yo en este caso no puedo aportar experiencia personal pero espero poder probarlo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! A ver sí pronto lo puedes poner en marcha :)

      Eliminar
  5. Querida, vivimos vidas paralelas. Es definitivo. Yo incluiría el ordenador, pero esto es ya un nivel avanzado que he conseguido después de tropecientos meses :-p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, yo usaba mucho el IPad. Ahora mismo casi no puedo hacer nada (salvo comer) porque el tío se despista y me hace la del pezón elástico

      Eliminar
  6. Creo que he hecho casi de todo. Pero que conste que la matrona de mi curso de post parto decía que si leíamos o trasteábamos con el móvil mientras dábamos la teta no crearíamos un buen vínculo ni criaríamos con apego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso decía mi madre: tienes que mirar para él para vincularte. Vale, pero si de las 12 horas que me paso con el 4, estoy viendo la tele o leyendo, creo que el vínculo está a salvo

      Eliminar
    2. Yo también oi algo así, como mi hijo como la toma duraba mas de una hora y yo creo que despierto solo estaba unos minutos lo que hacia es que esperaba a que se durmiera para empezar a hacer cosas. Yo le di mucho al móvil (whatsapp y creo que Solitario, aunque no estoy segura de si este ultimo fue solo durante el embarazo o también con la teta). Y yo a Carlos González me lo inyecte por vía Youtube, me vi todas sus conferencias mientras le daba la teta al peque. Cuando se acabaron me puse con el libro, jajaja. Luego fui con Basulto. Muy enganchada. Y de series vi Breaking Bad por segunda vez porque mi madre se vino un mes (estoy fuera de España) y quería verla y a mi no me importaba repetir.

      Eliminar
    3. Es que no se puede estar 12 horas diarias mirando para alguien, por muy especial que sea el momento. Así la teta es un buen recurso para descansar un poco y desconectar

      Eliminar
    4. Se me olvido mencionar que ahora una de las cosas que hago mientras le doy la teta es leer las entradas antiguas de tu blog, jajajajajajaja

      Eliminar
  7. A mi lo de las tomas de hora y media me pilló de sorpresa. Una vez superado el susto inicial yo también me dediqué a ver series, leer, trastear por la red... Y ahora sudo para encontrar un hueco para ver el último de Juego de Tronos... Si al final va a ser que tener un recién nacido es un chollo jejejejej

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo pienso ahora, ¿por que me agobiaba tanto? Si tenía la tira de tiempo libre, jajaja

      Eliminar
  8. ¡Buenos consejos! ya te contaré, que programas me trago de la tv... :P por lo pronto a Carlos González ya lo tengo en el ebook. ;)

    ResponderEliminar
  9. Pues yo le di el pecho poco tiempo así que no me dío tiempo a practicar muchas. Basicamente aprovechaba para ver la tele jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la verdad es que la tele de día. O la veo hace meses, pensándolo bien, hasta me ha venido genial

      Eliminar
  10. Yo ya como hasta con la izquierda. Y no leía tanto desde hace años, jijijiji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del ambidestrismo maternal da para otro post jajaja, y mira tú por donde que tener un hijo fomenta la lectura

      Eliminar
  11. Yo ya no recuerdo la verdad, pero creo que me quedaba mirando para el bebe y pensaba muchas cosas, como mucho ver la tele.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son hipnóticos y una se puede pasar horas mirándolos pero en mi caso, llega un momento del día que quieres aprovechar para otras cosas

      Eliminar
  12. jajaja yooo fans fans de las series , ufff desde ahi hasta ahora soy seguidora de muchas ^.^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mantengo una relación más larga con alguna serie que con J, con eso te lo digo todo

      Eliminar
  13. La tele, la tablet y yo éramos uno a la hora del pechete (Paula, yo me enganché al programa americano de los cupcakes, Guerra de Cupcakes creo que era, y al de reformas, qué nivel!), hasta que empecé a darle tooodas las tomas tumbada, que entonces o me dormía, o lo miraba, o cogía el móvil (por tamaño era lo más cómodo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al de reformas estaba enganchada yo y fíjate, con la nueva sintonización ya no sé en que canal hemos puesto Divinity

      Eliminar
  14. Menudas ideas!! Seguro que a medida que va pasando el tiempo ya vas ingeniéndotelas para hacer más cosas jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que a medida que pasa el tiempo las tomas duran menos y ya no puedes aprovechar para casi nada

      Eliminar
  15. Yo añadiría "ir al baño"
    No es muy higiénico pero ha habido veces que no podía más y si le quitaba la teta podía llegar el apocalipsis a mi casa así que... al baño con el!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, a mí nunca me ha pasado eso, pero es una buena opción jajaja

      Eliminar
  16. Llegadas a este punto, he hecho casi de todo dando el pecho. ¡Nunca lo hubiera imaginado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, yo tampoco y a veces hasta lo hecho de menos

      Eliminar
  17. Son los ratos que más tranquila estoy, aprovecho para mirar al infinito, mirar el móvil o como ahora, comerme un bol de frutA.si las tomas son largas hay que tener a mano algo de beber y de comer,imprescindible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando las tomas eran largas, mi botella de agua y yo éramos todo uno y a veces hasta un poco de chocolate no venía mal, sobre todo si era después de comer

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...