La biblioteca de M: El gato Garabato

jueves, 30 de abril de 2015

Como ya sabéis los que me leéis habitualmente (y los que no pues os lo cuento ahora), nos encantan leer y como primer paso para contagiar a M de este virus deboralibros que tenemos es hacerle una biblioteca para él en casa. Así que cuando Boolino nos ofreció formar parte de su club de lectura me faltó tiempo para decir que sí.

Hoy os traigo el primer libro que hemos recibido: El Gato Garabato del Dr. Seuss.

Gato Garabato

Los bebés y el baño diario

miércoles, 29 de abril de 2015

Lo confieso: llevo meses sin bañar a M. No me gusta nada bañarlo porque, aunque es divertido cuando está en el agua, sacarlo es un infierno de gritos, patadas y lloros. Mira que M es un niño de muy buen talante pero lo de salir del agua (gélida, no penséis que no esperaba a que él decida salir) no es lo suyo. Así que en cuanto lo saca empezaba a berrear como un condenado y a pedir teta, teta, teta. Ponerle el pijama se convirtió en una misión (casi) imposible. Así que nada, decidí que no lo iba a bañar más, al menos durante una temporada.

Llegados a este punto pensaréis que qué mala madre que soy, que dejo al niño sin bañarse durante meses. Si pensáis así, volved a leer por favor. En ningún momento he dicho que M lleve meses sin bañarse, simplemente he dicho que yo llevo meses sin bañarlo. ¿Cómo se come eso? pues que lo baña el padre, que para eso es su hijo también.

Y tras esta absurda introducción mezclando el baño con un micromachismo, voy a contaros cómo evolucionó el baño de M desde que nació hasta ahora, con una reflexión final.

¿Compartimos demasiado la vida de nuestros hijos? (Carnaval de post de Madresfera)

lunes, 27 de abril de 2015

Cuando varios de mis amigos del colegio empezaron a estudiar arquitectura, algo cambió: se volvieron un pelín pesados. No paraban de hablar de las clases, de los profesores, de fachadas, medianeras, cementerios, forjados y otro temas igual de apasionantes.

Cuando empecé el PIR fui yo la que me volví pesada. Solo hablaba de pacientes, tutores, técnicas psicológicas, libros de psicología y cotilleos sobre compañeros de trabajo. Cualquiera que estuviera fuera del mundo del PIR y nos escuchase, seguro que pensaba que éramos unos bichos raros y bastante monotemáticos. De hecho, eso mismo pensábamos de los MIRES (no psiquiatras, esos eran de los nuestros) que sólo sabían hablar de las guardias, adjuntos y enfermedades grimosas y sangrientas.

Así que cuando me convertí en madre no me sorprendió el volverme monotemática. Me pareció el proceso natural por el que tienen que pasar las personas cuando experimentan un cambio vital importante. Hablar constantemente sobre el tema que nos preocupa (léase universidad, trabajo o maternidad, por ejemplo) ayuda a disminuir la ansiedad que nos supone este nuevo rol recién adquirido. Hablar desahoga (casi siempre). Esto los psicólogos lo sabemos muy bien.

Otra de las razones de esta mutación hacia la monoconversación es que, estamos tan concentrados en nuestra nueva actividad, que no podemos pensar en nada más. Por poner un símil,  es como cuando empezamos a conducir: al principio estamos tan concentrados en no confundir el freno con el acelerador, cambiar bien de marcha, no atropellar a nadie y no perdernos que no podemos hacer otras cosas como escuchar música o hablar. Simplemente nuestra cabeza no da para más.

BLW: Cuando no se sientan

viernes, 24 de abril de 2015

Una de las ventajas del BLW es que la familia entera come al mismo tiempo, no hay un horario de comida para el bebé y luego te las tienes que ingeniar para comer tú mientras el niño anda por ahí jugando o durmiendo (esto en el mejor de los casos). Así, mientras los padres (abuelos, primos y demás familia incluidos) comen, el bebé también lo hace: un ahorro de tiempo y energía.

Al principio estábamos encantados con este sistema: pasamos de comer por turnos o con una sola mano mientras en la otra estaba nuestro churumbel, a comer los tres juntos, con relativa calma y tranquilidad. Éramos como una estampa de Navidad solo que con comida hasta en el pelo. Nos imaginamos por un momento que esto iba a ser siempre así, porque te dicen que con el BLW los niños aprenden modales en la mesa, aprenden que es un momento divertido en familia y demás maravillas del buenrollismo en la convivencia.

Pero de un tiempo a esta parte hemos notado un cambio en M: lo de sentarse a la mesa no va con él. Sentarse significa estar quieto y estar quieto significa dejar de trabajar en proyectos tan interesantes como meter todas las piezas de un puzzle debajo del sofá o bañar a sus muñecos (de peluche, por supuesto) en el bidé. ¿Cómo va a competir un triste brócoli con estas actividades tan apasionantes?

A este recién adquirido desinterés por estar sentado se le ha unido la ya famosa disminución del apetito que se produce en los niños normalmente a partir del año (a él le llegó justo cuando empezó a caminar, sobre los 14 meses). Resultado: A la trona le salen pinchos si nota el culo de M más de cinco minutos seguidos. ¿Qué podemos hacer para recuperar la buena armonía durante las comidas? Pues aquí os pongo las alternativas que se nos han ido ocurriendo.

Sabiduría popular: 5 refranes para una vida plena

miércoles, 22 de abril de 2015

Cuando iba en 4ºEGB (4ºprimaria para los jovenzuelos que me leen) nos pusieron un trabajo que consistía en recopilar refranes y clasificarlos de la manera que quisiésemos. Como yo era una niña muy intensa, y me emocionaba cuando me ponían "deberes"acabé con más de 200 refranes clasificados en cuatro categorías (clima, dinero, vida y amor). Todo esto sin internet, solamente dando la brasa preguntando a todo adulto que se cruzase por mi camino. Dudo mucho que la profesora se leyese todos lo refranes, de hecho no creo que se leyese el de nadie ¿qué sentido tendría?

El caso es que me gustan los dichos y los refranes más que a un tonto un lápiz. Una vez jugué con unos amigos a intentar hablar solo diciendo refranes. Sólo os digo que el juego mejora si hay alcohol infusiones de por medio pero en cualquier caso el resultado es sorprendente. Probad y ya me contáis.

¿A qué viene todo esto? Pues viene a que estaba yo pensando en que nos empeñamos en buscar maneras y consejos para ser más felices cuando no hace falta buscar tanto: en el refranero está toda la sabiduría del mundo, sólo hay que saber mirar al refrán (o dicho) adecuado. Os lo voy a demostrar con estos cinco refranes y dichos populares para tener una vida plena.




El mejor juguete educativo del mundo

lunes, 20 de abril de 2015

Desde que era pequeña, siempre me ha chirriado el cerebro cuando escuchaba o leía el concepto de "juguete educativo". Porque ¿qué es un juguete educativo? ¿Quién decide que un juguete sea educativo  mientras que otro se queda en la estantería de juguete a secas? ¿Qué educan exactamente los juguetes educativos?

Los juguetes de M: Cajas apilables de Djeco

viernes, 17 de abril de 2015

A M le apasionan fundamentalmente dos cosas: apilar cosas y meter cosas dentro de otras cosas. Y si entre medias hay que darse paseos de un lado para otro, mejor que mejor.

Por eso el juguete que os quiero enseñar hoy es en este momento, EL JUGUETE PERFECTO. Consiste en 10 cajas de cartón apilables y encajables, ¿se puede pedir más? Pues sí, que sean de la marca Djeco.

Foto de Amazon
Djeco es una marca francesa (empiezo a pensar que los franceses nos están ganando la batalla en esto de los juguetes, porque mira que los hacen bien, bien) que se fundó allá por el año 1954. Djeco marca la diferencia con sus materiales de alta calidad y sus dibujos realizados por diferentes artistas y diseñadores europeos.

Estas cajas son de cartón del bueno, resistente. Han pasado tres pruebas con nota. A saber:

Dicen los expertos

miércoles, 15 de abril de 2015

Dicen los "expertos" que tienes que aprender cuanto antes que la vida es dura, que está llena de trampas y de dificultades.

Dicen los "expertos" que si acudo siempre cuando me llamas, te convertirás en poco menos que un delincuente.

Dicen los "expertos" que te tengo que frustrar porque sí, para que aprendas que la vida no es de color de rosa.

Dicen los "expertos" que la clave de la educación es la autoridad y con la boca pequeña dicen que el cariño también es importante, así, como un complemento.

Dicen los "expertos" que la culpa del comportamiento de los hijos (casi) siempre es de los padres.


¿Pero sabes qué? Yo también soy una "experta" y no digo nada de eso.

4 consejos para llevarte mejor con tu familia

lunes, 13 de abril de 2015

La verdad es que no sé muy bien si el título corresponde con lo que voy a escribir. Este post no va a darte consejos del tipo: "aprender a ver el lado bueno de cada uno" o "piensa en tres cualidades buenas de tu suegra". No, este post va de qué puedes hacer cuando alguien de tu familia (familia primaria o extensa, depende del caso) no para de meterse en tu vida, no colabora con las tareas domésticas o no para de llevarte siempre la contraria.

Los consejos que vas a leer a continuación implican un poco de teatro, de manipulación por nuestra parte. Para que te quedes con la conciencia tranquila, toda relación entre dos o más personas implica cierto grado de manipulación, así que con manipular no me refiero a lavados de cerebro ni nada por el estilo. Simplemente te digo que cambiando un poco tu conducta, puedes cambiar la de los demás.

Además, tienen un añadido, que si los pones en práctica (no todos a la vez, hay que dosificar) hasta puedes pasar un rato divertido, sobre todo si formas equipo con tu pareja, por ejemplo. El poder comentar los resultados con alguien puede llegar a ser incluso una forma de recuperar la complicidad perdida (en el caso de que se haya perdido). Un dos por uno, estamos que lo tiramos.

Cuatro consejos para cuatro situaciones conflictivas. Aunque algunos parezcan un poco raros, si se hacen bien, tienen resultados sorprendentes.


BLW: Quinoa con verduras y jamón

viernes, 10 de abril de 2015

Desde que nos embarcamos en esta aventura de la alimentación complementaria siguiendo el método de no hacer papillas, ha habido un alimento que se repite en muchos de los artículos que he leído al respecto: La quinoa

La quinoa es un pseudocereal (es decir, no es un cereal pero se usa como si lo fuera) que se consume sobre todo en Bolivia y Perú y que en España se está poniendo de moda desde hace unos años. Es un alimento muy nutritivo a la vez que caro (aquí en España por lo menos). Yo no soy muy partidaria de utilizar alimentos novedosos en la alimentación de M, ya sabéis que en casa somos más bien de platos tradicionales pero, como dice mi padre, una vez al año no hace daño y por probar que no quede.

Así que una mañana ociosa me acerqué con M. hasta la tienda de legumbres y especias a granel y compré un poco de quinoa para probarla. Le pregunté al dueño de la tienda que como se preparaba y me dijo: o en sopa como si fueran fideos o como si fuera arroz pero necesita más agua. Lo que os decía: un pseudocereal.

Me decidí por el "como si fuera arroz" y preparé este plato. Si el bebé ya sabe hacer la pinza, no hace falta ninguna preparación especial porque la quinoa se queda pegada a las verduras y se puede tomar sin necesidad de cuchara. Si queréis, podéis no echarle jamón al plato o sustituirlo por jamón york o un poco de huevo cocido. O hacerlo tal cual pero no ofrecerle el jamón al niño (por la sal si es menor de un año no es recomendable). Si el bebé no sabe hacer la pinza, lo mejor es cortar las verduras de forma que él las pueda agarrar, y se le podrían añadir otras como la zanahoria o el pimiento,  por ejemplo.


En defensa de las suegras

miércoles, 8 de abril de 2015

Cuando nos emparejamos con alguien, ese alguien suele venir con un añadido: sus padres. Dicen las normas que tenemos que llevarnos bien con nuestra familia política pero también dicen que eso es muy difícil, y que esa dificultad se incrementa cuando las suegras se convierten en abuelas y tú te conviertes en m(p)adre. 

Hoy voy a hacer de abogada del diablo de las suegras ¿por qué tienen tan mala fama? ¿se la han ganado a pulso o se trata más bien de un estereotipo?. En este post defenderé el papel de las suegras dentro de la relación familiar, expondré las razones por las que no estoy de acuerdo en muchas de las críticas que se le hacen por sistema, y que muchas veces obedecen a una falta de comprensión por nuestra parte.


Mi objetivo con este post es que, al menos una sola persona consiga ver con otros ojos a su suegra. Si consigo eso con una sola persona, ya me daré por satisfecha.

Antes de empezar quiero hacer una aclaración: aquí voy a referirme a las "suegras normales". Es decir, aquellas con las que otra gente no suele tener problemas, que se llevan razonablemente bien con sus hijos y su pareja y que hasta que su nuera se convirtió en madre, mantenía con esta una relación más o menos cordial. Si te ha tocado una suegra que no sólo tiene problemas contigo sino con muchas más personas, ya no estamos hablando de un problema "suegril" sino de otro tipo.

Las emociones y el autoconcepto en bebés

lunes, 6 de abril de 2015

Un bebé recién nacido no tiene mucha expresividad, suelen ser personas muy serias que no se ríen jamás, como mucho, te pueden lanzar una mirada intensa a la que sólo le falta un interrogante en la cabeza para provocar tu respuesta. Nosotros a M les estuvimos llamando el Señor Notario durante sus primeras semanas.

¡Ojalá los bebés de pocas semanas pudiesen decirnos con la cara lo que necesitan o cómo se encuentran! Por desgracia, la expresión de emociones sigue desarrollo pautado por lo que lo único que puedes deducir del estado de un recién nacido es que, si no llora, es que está bien. La expresión de las emociones tiene mucho de innato, pero también mucho de cultura ya que, aunque hay emociones básicas que se reconocen en todas las culturas, su expresión puede variar ligeramente de una a otra.

¿Cuándo aparece la primera sonrisa?


Las primeras sonrisas suelen aparecer poco después de nacer, pero no son sonrisas "de verdad" porque se producen durante el sueño REM y los expertos las consideran simples reflejos. La sonrisa social aparece sobre el segundo mes de vida, y va muy unida al interés por las caras y las personas. Esto se debe en parte al desarrollo de la visión. Seguro que habéis leído en alguna parte que la vista es el sentido menos desarrollado al nacer (normal, dentro del útero mucha luz no hay para practicar).

Los juguetes de M: Imanes de Janod

viernes, 3 de abril de 2015

Como ya sabéis si sois unos lectores fieles, M estuvo malo hace dos semanas. Nada grave, una gripe simple sin más complicaciones. El caso es que es casa no se encontraba bien y donde mejor estaba era en la mochila en movimiento. Así que ese sábado, J estuvo todo el día fuera dando paseos (yo tenía un curso del que me escabullí en cuanto pude). Cuando me encontré con ellos, M tenía una cara de "pobre ser" que no podía con ella.

Paseando, paseando, pasamos por la tienda Eureka kids y, en un arrebato de amor paternal dijimos: está malito, hay que comprarle algo para que se ponga mejor (atención a nuestra lógica aplastante, ahora los juguetes vienen con paracetamol incorporado).

Eureka kids me gusta, tiene juguetes variados pero sobre todo trabaja con una marca que es lo mejor de lo mejor: Janod. Es una marca que consigue conjugar materiales naturales (madera principalmente) con diseño divertidos y nada estridentes.


Una de los juguetes que le compramos fueron estos imanes con temática de jardín. El juguete viene en una cajita de cartón (como casi todas las de la marca) con una correa pequeña para que los niños la puedan llevar de una lado a otro. Escogimos la temática del jardín porque era la única que había en la tienda pero también hay otra versión: la de la granja.


Sobre la baja de maternidad

miércoles, 1 de abril de 2015

Hace unas semanas estuvimos de campaña electoral, la primera de varias este año. Como siempre, un mundo de cartas de amor y promesas inundan los buzones de los ciudadanos. Afortunadamente para el planeta, esas cartas cada vez son más electrónicas y menos en papel. Promesas, promesas promesas ¿alguien se las cree a estas alturas de la partida? 

Pero hoy no quiero hablar de las promesas en general sino de una en particular. Una promesa que, desde mi punto de vista, ni siquiera es una buena promesa: la de equiparar la baja de maternidad y la de paternidad, padre y madre con 16 semanas cada uno. Y lo hacen con el argumento que eso favorece la igualdad. Con un par.

No os creáis que no entiendo su razonamiento: si todos, hombres y mujeres tenemos los mismo días de baja, a los empresarios no les puede entrar miedo por contratar a una mujer en "edad de merecer" porque el hombre también puede tirarse 16 semanas sin pasar por el trabajo en el caso de que sea padre.

Este razonamiento, aparentemente correcto y lleno de lógica, cometen dos errores que intentaré explicar a continuación.