Piaget: Desarrollo cognitivo II (2-6 años)

lunes, 23 de marzo de 2015

Piaget no se quedó solamente en el estudio de la inteligencia de los bebés sino que, asombrado por las respuestas erróneas que se repetían de manera consistente en los test de inteligencia en niños pequeños, concluyó que el desarrollo de la mente es algo más que ir sumando conocimientos. Los niños no piensan igual que los adultos. Piensan de manera diferente, sobre todo en el nivel de pensamiento lógico, que es en el que se centraba Piaget para sus estudios.

La etapa entre los 2 y los 6 años (coincidiendo con el preescolar, más o menos) es una etapa donde la mayoría de los niños ya tienen adquirido el lenguaje, la permanencia del objeto, la función simbólica, etc. También comprenden que un gato, aunque se ponga careta de perro, sigue siendo un gato o son capaces de interpretar mapas sencillos. Otras habilidades que comienzan en esta etapa son la capacidad de clasificar, una empatía más consciente, la noción de número, etc.

Digo esto porque una de las críticas que se le hace a Piaget es que se centra demasiado en las limitaciones de los niños en vez de ver sus capacidades, pero esto no es del todo cierto. Hay que tener en cuenta que Piaget entiende que el  tipo de pensamiento más avanzado es el pensamiento científico por lo que su estudio más famoso se centra en cómo los niños consiguen llegar a este tipo de razonamientos lógicos.

Su gran "descubrimiento" fue que los niños emplean un tipo de lógica particular, pero que es común a casi todos los niños de estas edades. ¿Qué características tiene la lógica de los niños?



Razonamiento transductivo

Van de lo particular a lo particular sin considerar los principio generales para unir hechos específicos. En cristiano: les cuesta razonar correctamente cuestiones de causa-efecto. Creen que porque dos hechos se den juntos en el tiempo, uno sea la causa del otro. Por ejemplo: "Estoy enfadado con mi hermano y él se ha puesto malo. Como yo estaba enfadado, mi hermano ha enfermado". En mi opinión, esto no es sólo un tipo de pensamiento exclusivo de los niños, muchas veces hacemos este tipo de razonamientos. Sin ir más lejos, mi hermano siempre iba a los partidos de fútbol con la misma bufanda, porque si no la llevaba, su equipo perdía. De una lógica aplastante, vamos.

Conservación cuantitativa

Como dije antes, los niños de estas edades ya saben que, aunque una cosa cambie de apariencia (un gato disfrazado) no cambia lo que es, su identidad (sigue siendo un gato).
En cambio, cuando se trata de la conservación de la cantidad, la cosa ya cambia y cometen algunos errores sorprendentes. 
Os dejo un vídeo que no tiene desperdicio para que entendáis un poco lo que quiero decir. He escogido uno cortito para que no os aburráis pero si os interesa el tema, hay infinidad de ellos colgados en la red. 
Personalmente, estos experimentos los voy a probar seguro con M, el pobre va a ser mi conejillo de indias, jejeje.



Este tipo de error lógico se debe, principalmente a dos procesos: la centración y la irreversibilidad.
La centración consiste en que los niños focalizan su atención en un sólo aspecto del problema. En el ejemplo del vídeo, sólo tenían en cuenta la altura del vaso y no se fijaban en que el más alto era también más estrecho. Por su parte, la irreversibilidad hace referencia a que no son capaces de imaginarse el el proceso seguido hasta volver al estadio inicial. Es decir, no pueden imaginarse que echan de nuevo el líquido en el primer vaso.

¿Qué utilidad puede tener todo esto? Pues en primer lugar, si somos conscientes de estas peculiaridades en el pensamiento de los niños, no nos sorprende tanto que muchos de ellos piensen que sus padres se han divorciado porque él se porta mal, o que es mejor centrarnos nosotros en una cosa cada vez que queramos que ellos cambien. No podemos pedirles mil cosas a la vez porque no son capaces de momento de tenerlas todas en cuenta.

Otra reflexión para la escuela: las fichas pueden valer, pero es mejor que los niños experimenten por ellos mismos estos conceptos que tienen que adquirir. Mucho más divertido, mucho más interesante y mucho más eficaz. Eso sí, da más trabajo.

¿Quieres mejorar tus relaciones familiares?
Suscríbete y consigue gratis la guía donde explico mi método para encontrar soluciones a los problemas de crianza.

23 comentarios :

  1. Lo de las fichas me causa espanto... Creo que como dices la experimentación es mucho más divertida (y útil). Genial este tipo de textos, desconozco completamente todo esto y me parece súper interesante :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que las fichas no son ni malas ni buenas ni todo lo contrario. Yo no guardo mal recuerdo de hacer fichas en preescolar, imagino que la clave es que no me pasaba todas las horas haciendo fichas.
      Me alegro que te gusten estos post, eres un solete

      Eliminar
  2. Es primordial tener en cuenta el ritmo de desarrollo de cada niño y niña porque cada cual tiene su proceso madurativo y es uno de los aspectos que en las escuelas se sigue sin atender. El homogeneizar una enseñanza es contraproducente. Yo apuesto por las experiencias enriquecedores, interactivas y dinámicas que hacen que el aprendizaje entre iguales sea una realidad. Porque ese aprendizaje es mucho más significativo para los peques. Me ha gustado mucho este post Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado. Creo que la teoría de Piaget está muy desvirtuada en la escuela, y se tiene siempre a que los niños sean pasivos en su proceso de aprendizaje, porque es lo más fácil, porque no hay recursos, por lo que sea, es una pena pero afortunadamente creo que hay cosas que están cambiando.

      Eliminar
  3. Yo soy mas del aprendizaje por experiencias , por la interacción, una enseñanza condicionada no siempre suele dar resultados, pero realmente cada pequeño es un mundo ;) No todos podemos aprender de la misma forma ^.^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piaget plantea que el niño tiene que ser activo en su propio proceso de aprendizaje y que el adulto lo que tiene que hacer es proporcionarle un material adecuado a su nivel de pensamiento y lógica para que ni se aburra ni se frustre

      Eliminar
  4. Siempre leo los post en la cama, con el niño dormido al lado, así que nunca puedo ver los vídeos y tengo un montón pendiente... Ya sabes que me encantan estos post tan ilustrativos. Los niños tienen toda su lógica, aunque no tenga nada que ver con la nuestra. Yo muchas veces pienso que Mopito se enfada con una comida que come cuando está malo porque piensa que es la comida la que le ha hecho daño. Y me fascinan las repeticiones que hace de cosas que nosotros hacemos, pero que para él no tienen en absoluto el sentido que tienen para nosotros.
    Ahora que lo que más me ha gustado del post es la foto de Piaget, ahí tan campechano él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me ha pasado lo mismo que a ti Paula, tuve que correr por los audifonos

      Eliminar
    2. Jajaja, vaya, lo siento, a mí me ha pasado alguna vez y me da rabia. La próxima vez a ver si encuentro uno con subtítulos

      Eliminar
  5. Angel esta ya en primero de kinder y me encanta conocer mas sobre el aprendizaje para poder apoyarnos mutuamente con la escuela y lograr comprender como aprende mi peque, me ha gustado mucho este post

    Saludos
    Rosa Calderon
    Aprendiendo a ser Madre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, yo estoy deseando que M empiece a hablar para que me cuente todo lo que piensa

      Eliminar
  6. Un artículo muy interesante, a veces nos olvidamos de que los niños piensan de forma diferente a nosotros y perdemos la paciencia con ellos en vez de intentar comprenderlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo, a veces nos olvidamos de que no son adultos bajitos, son niños y por eso tienen una forma de pensar diferente

      Eliminar
  7. Qué recuerdos de la carrera, me dan ganas de volver a retomarla ¡muchas gracias!

    ResponderEliminar
  8. A mi, como a Marujismo, las fichas tampoco es que me apasionen y en el cole de mi peque es lo que hacen, el otro día trajo uno de los libros que habían terminado y mientras lo veía con ella pensaba, Dios que aburrimiento, repiten lo mismo mil veces, por lo que dices ellos lo ven de forma distinta pero a mi me gustaba más la forma que tenían de enseñarles en la escuela infantil, experimentaban más y se lo pasaban mejor.
    No digo que sean malas pero creo que hay métodos mejores, me da un poco de pena que cuando le digo a mi hija ¿Te lo has pasado bien en el cole? ¿Has jugado mucho? Me conteste "Mami, al cole se va a trabajar..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que es una pena lo que dice tu hija. A veces se abusa mucho de las fichas porque es un recurso fácil. Yo creo que una de vez en cuando tampoco está mal, y hay algunas que están muy bien planteadas y hasta son divertidas. Ahora, de ahí a pasarse todo el día así hay un trecho...

      Eliminar
  9. Si los adultos razonaramos como niños seguro que el mundo iba mucho mejor. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños son más sinceros y más nobles que muchas personas, de eso no hay duda. Lo que sí es cierto es que a nivel lógico no tienen todos los elementos cognitivos para razonar con propiedad

      Eliminar
  10. Yo debo ser la única niña rara a la que le gustaban las fichas y los deberes de la escuela. Será por eso que no lo veo mal para mi bichilla. Aunque en los colegios que hemos mirado los libros , ni las fichas ni nada de esto existe en parvulario, como mucho empiezan en primaria e incluso en algunos más adelante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco recuerdo un mal recuerdo de las fichas. Es más, uno de mis disgustos de pequeña era todos los veranos cuando mis padres no me querían comprar el vacaciones Santillana.
      El problema de las fichas es que, si se abusa de ellas, el niño no aprende porque no es la manera natural que tiene el ser humano de aprender, que es mediante la experiencia

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...