5 capacidades que se entrenan con la maternidad

miércoles, 11 de marzo de 2015
















Desde que soy madre no me reconozco. Si hace dos años me dijeran que iba a ser capaz de hacer ciertas cosas, me hubiera reído en su cara. Yo me consideraba una persona del montón, con sus cosas buenas y sus cosas malas pero vamos, nada fuera de lo normal.

Pero ahora, ¡ay ahora! creo que eso de que las madres tenemos superpoderes es cierto, pero no por influencia divina, sino que los conseguimos a base de un duro programa de entrenamiento diario. Yo creo que si continúo así un poco más, ya me dan el cinturón amarillo de la maternidad.

De momento mi entrenamiento se centra en las cinco capacidades que forman la base de todo superpoder. ¿Queréis saber cuáles son? Pues leed, leed…


FUERZA

Mi entrenamiento empezó poco a poco, teniendo que cargar casi 24 horas al día con 3 kilos de peso. A día de hoy ya puedo con más de 10 kilos…¡en un solo brazo! Que con el otro tengo que hacer la comida, preparar el cambiador, ordenar la casa, etc. Ya quisieran los gimnasios tener un programa de entrenamiento como el que yo he seguido estos meses.
Nadie que me conozca dirá que puedo con tanto peso, esto de la fuerza lo disimulo bien, no sea que me descubran y me manden más tareas pesadas.

ENERGÍA

Regla número 1 de la maternidad: dormir está sobrevalorado. Es tu mente la que te juega malas pasadas. El cuerpo puede estar sin dormir (bien) años.
Si no son más de las 22:00, no soy capaz de tirarme en el sofá a no hacer nada. ¿Quién dijo cansancio? Con la cantidad de cosas que hay que hacer; una no se puede permitir "no hacer nada". Es que ya no me sale ¿será grave? ¿en qué derivará la cosa? Lo curioso es que, a medida que pasan los meses, cada vez voy teniendo más ganas de hacer cosas y menos de tirarme en el sofá.

DIALÉCTICA

Cada vez hablo más y mejor. Eso de pasar horas con una criatura que no sabe hablar, hace que yo termine hablando por dos…o por tres o por cuatro que ahora  no me callo ni andando por la calle.
También he practicado mucho mi capacidad de síntesis, de educación y de razonamientos lógico gracias a todos los opinólogos que se cruzan por mi camino.
A este paso, si no me hago líder de masas es porque no me da la gana.

VISIÓN PERIFÉRICA

Escena: estoy cocinando un poco de pasta y mientras tanto M está jugando a sacar todo lo que hay en los armarios de la cocina. ¿Qué sucede? Pues que más rápida que un rayo voy a evitar que se le caigan todas las cacerolas encima o que coja la batidora con la cuchilla resplandeciente.
¿Que deberíamos tener algún tipo de seguridad para que M no alcance todo esto? Puede, pero mientras, mi visión periférica está a punto de entrar en el récord Guiness.

MEMORIA

Me acuerdo de todo: de lo que hay que llevarle en la mochila, de la ropa que tengo en casa de mis padres para no ir con ropa de más, de las citas del pediatra, de lo que comimos durante toda la semana, etc.
Y no solo eso, también la memoria a largo plazo ha mejorado: puedo cantar todas las canciones infantiles que me sabía de pequeña al pie de la letra. Lo malo es que el pobre M va a crecer cantando todos los anuncios y series de los '90 ("las muñecas de Famosa se dirigen al portal" o "caballeros del Zodiaaaaco, cuando lanza su ataaaque…", por poner un ejemplo). Es que de donde no hay, no se puede sacar.

¿Y vosotros? ¿Seguís este entrenamiento o uno diferente?







photo credit: Crime Syndicate Superwoman vs. Justice Lords Wonder Woman (251/365) via photopin (license)

23 comentarios :

  1. Buenos días! Me ha encantado tu post!! me he reido muchisimo!!
    En mi caso puedo con casi 11 kgs con el brazo irzquierdo!!! Eso si el derecho no lo tengo tan desarrollado, ya q "sólo" lo uso para todo lo demás.
    Mi hija también se sabe ya las canciones de los dibujos q daban en los años 80, y la aldea del arce le encanta, pero no consigo q se aficione a Bola de Drac o Oliver y Benji... tiempo al tiempo q lo lograré jejeje
    Sobre la energia no estoy muy de acuerdo... En mi caso se me ocurren cientos de cosas q hacer antes q ponerme a limpiar u ordenar, como por ejemplo sentarme en el sofa a ver Peppa Pig (uixxx quería decir una serie o pelicula xDDDD) o darme una ducha relajante de 5 minutos mientras oigo "mamaaaaaa mamaaaaa" a pesar de q está con su padre jugando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suerte que tienes que eres capaz de desconectar durante el día. Yo aunque tenga libre, no soy capaz. Eso sí, a partir de cierta hora, ya no hago nada.

      Eliminar
    2. Es q si no desconecto en algún momento petaría... mi hija sigue durmiendo fatal, los 4 o 5 despertares los tenemos en las noches buenas, las malas no quieras ni imaginar como son...
      Aun así nunca se desconecta del todo, siempre estas pensando en las cosas pendientes o en la lista de la compra o en los motivos de las rabietas o en un sinfin de cosas.
      Mi verdadero "momento para mi" es el trayecto de vuelta del trabajo, 37 minutos q dedico exclusivamente a leer un libro, desconecto del estrés del trabajo y me preparo para la tarde llena de berrinches. Pq le llaman los horribles dos o la adoslescencia si empieza con 1 año???

      Eliminar
  2. Mi memoria ha empeorado... Lo de meter ropa en la mochila... en fin, ni un día me acuerdo. Soy un auténtico desastre :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo hago la mochila todas las semanas. Por mi trabajo paso dos noches a la semana en casa de mis padres. Y claro, ya son muchos meses de un lado para otro con la ropa. Lo que yo digo: no son superpoderes, es entrenamiento

      Eliminar
  3. Jajajajajjajaj me encanta!! Claro q esta sobre valorado el dormir...Pero yo quiero dormir!! Mi visión periférica se relaciona con la agudeza de oído, y mi dialéctica a cambiado el.tono a ser más cantada que hablada...cualquiera q me escuche...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! yo antes de tener a M el dormir estaba entre una de mis prioridades pero ahora…a no ser que esté muerta, evito la siesta porque hay que aprovechar cuando el niño duerme!

      Eliminar
  4. Yo creo que estas habilidades las traía de serie (modesta que es una) pero el levantamiento de peso (12 kilos de bichilla con 15 meses) creo que me está dejando el codo del brazo izquierdo para el arrastre. En cuanto a la dialéctica, yo siempre he estado muy sueltecita de palabra, pero sí, es algo que se ejercita muchísimo con un bebé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces tú naciste para ser madre, o al menos con todo ese potencial, hubiera sido una pena que lo desperdiciaras jajajja

      Eliminar
  5. Jajaja que bueno, desarrollamos super poderes cuando nos convertimos en madres. Eso sí, el levantamiento de peso me ha dejado la espalda de medio lado, pero ahí seguimos. Ya digo que ser madre es mejor que ir al gimnasio, es rutina diaria de ejercicios varios. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ¿quién quiere correr en una cinta pudiendo correr detrás de un niño por el parque? No veas la de quiebros y cambios de dirección que da, eso no hay rodilla que lo aguante jejeje

      Eliminar
  6. Pues mi entrenamiento es un poco distinto: gracias al fular, he conseguido limitar bastante los levantamientos de pesas (aunque a veces es inevitable y en mi caso son 10 kilitos); lo de la energía sí es cierto, dormir está sobrevalorado y aunque a mi aún me pierde el sofing, es cierto que con todo lo que hay que hacer está muy limitado; la visión periférica, tengo que decir que junto a los reflejos, han sido mi gran super poder de toda la vida; y la memoria, pues aquí no, para nada, aquí tengo que tirar de otro gran super poder que no sé que haría sin él: el amor de mi partner, que es quien se acuerda siempre de meterlo todo en el bolso (yo soy un desastre). Menos mal que los padres también tienen super poderes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje, ¡es que todo superhéroe que se precie tiene un ayudante de lujo!

      Eliminar
  7. jajajaja, yo sigo el mismo entrenamiento que tú pero multiplicado por dos, debo tener ya cinturón negro por lo menos porque imagínate el tema de la visión periférica cuando cada uno está a un lado diferente de la habitación, o los músculos tan desarrollados que debo tener ya con una "pesa" de 13 kilos y otra de 15. Somos la caña! jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de visión periférica, tú entrenas la visión camaleón: un ojo para cada lado. Eso sí es nivel superior y lo demás son tonterías jejejeje

      Eliminar
  8. La paciencia. Yo creo que esa es la mayor habilidad que he entrenado siendo padre. Y aún así me cuesta mantenerla cada día :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, pues también, esa hay que anotarla para la próxima. Aunque yo más que paciencia diría: capacidad de aguante...

      Eliminar
  9. Jajajajaja. Me ha encantado el post. Me siento muy identificada, especialmente con el punto de la dialéctica y la visión periférica. Me gustaría sentirme más identificada con el de la fuerza y la energía porque esos me fallan un poquitín ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila, que todo es cuestión de entrenamiento, ¡ya verás!

      Eliminar
  10. Buenísimo!!!
    Yo también soy de las que tengo buena memoria menos para tomarme mis anticonceptivos (cualquier día de estos os doy una noticia por despistada). La de fuerza, pués hija a veces no queda otra que cargar con el bolso, la bolsa de la compra, la mochila de deporte de tu hijo y un libro que llevaba por si acaso tenía un rato muerto. Pero la de energía, yo como me siente en el sofá (aunque sean las 8) soy capaz de quedarme frita ... así que espabilando y sobretodo delegando que es gerundio.
    Me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Pero si puedes con todo eso ya tienes más energía que antes. Seguro que no sabes en qué perdías el tiempo antes de tener hijos

      Eliminar
  11. Yo en mi caso lo de la memoria también va a ser que no... De hecho tengo muchas anécdotas de despistada total que yo justifico con lo del "cerebro de embarazada" que lei una vez (tengo un post sobre esto en mi blog si te hace pasarte). Para compensar la falta de este súper poder puedo añadir el de súper paciencia: aprender a ver como tu hijo tira al suelo todo lo que has colocado con amor en su cajón de la cocina, explicarle cuarenta mil veces que hay que ordenar los juguetes, a la vez que los,ordenas preguntándote si es cierto que llega un momento en que aprenden...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aprenden sí, pero también depende del carácter de cada niño. M ha salido bastante ordenado y suele recoger, aunque a veces lo deja todo tirado, pero bueno, por lo menos ya sabe que cada cosa tiene un lugar.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...