10 maneras de jugar con un bebé

miércoles, 25 de marzo de 2015


La primera idea que hay que desechar de la cabeza es ésa de: "hay que estimular al bebé". No, al bebé no hay que "estimularlo", hay que jugar con él. Si lo que hacemos es estimular, lo tomaremos como un trabajo, no es divertido, hay que seguir reglas, normas, mirar manuales, buscar las edades adecuadas para cada "juego", etc. Así no mola nada estar con un bebé, a no ser que seas un profesional y que te paguen por ello.Un niño sano no necesita estimulación, necesita jugar, cariño, abrazos, que le hablen, que le escuchen, etc. No importa si el juego es o no adecuado para su edad, siempre y cuando los dos os lo paséis bien. 

Una segunda idea es que a veces pasa que el adulto se aburre del juego. No pasa nada, es normal que uno no se divierta cantando la misma canción por décima vez. Cuando me pasa a mí esto, o cambio de canción (o juego) o lo varío lo suficiente como para no dormirme. Si el bebé es pequeño, lo mismo le da un cambio de juego, si es algo mayor, ya te protesta si cambias y quiere seguir jugando a lo mismo. Ahí ya entra la habilidad de cada uno de distraer con otra cosa: en la variedad está el gusto.

Así que aquí os dejo una lista con 10 juegos para hacer con un bebé. No pongo edades porque creo que funcionan con casi todos, desde recién nacidos hasta ya más mayorcitos. La clave: si tú te lo pasas bien, el bebé casi seguro que también.

1. Cantar

J dice que canto fatal, que le voy a estropear el oído al niño y que por mi culpa no va a ser una estrella de la canción ni nos va a sacar de pobres. Pues bueno, yo le canto igual porque a M no le he oído quejarse todavía. Eso sí, yo de canciones infantiles sé muy pocas pero de anuncios de la tele o canciones de series voy servida. Además, si canto "Tengo una muñeca vestida de azul" más de tres veces seguidas, me da un chungo pero si la canción es "Los Fruitis" o"Dragones y Mazmorras", ahí que puedo estar yo horas sin desfallecer. 

2. Describir

¿Qué clase de conversaciones puedes tener con un recién nacido? Al principio no esperes que te contesten, pero si no se te ocurren temas de conversación, aquí va uno que nunca falla: describe todo lo que ves en la habitación, con pelos y señales (color, forma, densidad, para qué sirve, etc.). Además de pasar el rato, tiene dos beneficios añadidos: Te das cuenta de la cantidad de mierda objetos que tienes en casa y entrenas esa capacidad de oratoria que tenías abandonada.

3. Poner caras

Los bebés son un público fácil para los padres. Con sacar la lengua ya tienes una sonrisa garantizada. ¡Aprovecha esta ventaja para sentirte el rey de la comedia y darle un masaje a tu ego! Es el momento de imitar a Martes y Trece y sus muecas o de hacer esos ejercicios faciales que prometen que quitan las arrugas. Y si te quedas sin ideas, ayúdate con las manos para estirarte la piel hasta el infinito o ponerte el pelo de bigote. Imaginación al poder.

4. Leer

No hace falta que leas cuentos infantiles aburridos hasta decir basta ("La vaquita pasa calor, lo sabemos, al final se baña en un río y ya está feliz…"). Prueba a leer el periódico, el folleto del Lidl o la factura de la luz ¡Da igual! Indígnate con los precios, explícale quien es ese señor con coleta o léele cómo ha quedado la clasificación después de la última jornada. Es lo mismo mientras lo hagas como si estuvieras leyendo el cuento de la vaquita que pasa mucho calor. M le ha cogido tanto cariño a un "atlas de historia universal" que ya sabe donde están Colón y Gorbachov. Vale, este atlas no es lo más entretenido del mundo pero algo más que la historia de la vaca sí es.

5. Dar y recibir

Si tienes muñecos a mano, pinzas de la ropa, papeles, revistas, cartas, cucharas, o cualquier otra cosa segura para un bebé (por favor, no le vayáis a dar canicas o similares) puedes jugar a "yo te doy esto, ahora tú me lo devuelves". Si el bebé es algo mayor, puede tomar él la iniciativa y tú terminar sepultado bajo una montaña de peluches. Si es pequeño, tomas tú el control, y hasta puedes aprovechar para ordenar un poco la casa ("vamos a poner todas estas revistas aquí en un montón). La idea es pasar cosas de un sitio a otro.

6. Nombrar las partes del cuerpo.

Juego ideal para los cambios de pañal y el momento baño. No es un juego con el que puedas estar mucho tiempo, las partes del cuerpo son las que son pero es muy útil para distraer la atención y se quede quieto mirando donde señalas con una mano mientras con la otra haces el cambio de pañal. Practicas el noble arte de hacer varias cosas a la vez.

7. Cucú-tras

Es un juego universal, existe, con distintas variantes en todas las culturas. Por varias razones: la principal es que a los bebés les encanta y ver reír a un bebé es lo suficientemente divertido como para que el adulto repita el juego varias veces sin cansarse.
Nosotros teníamos una variante que es el cucú-tras para destender la ropa: con cada prenda desapareces y apareces con una nueva. Agotador pero eficaz.

8. Las telas y demás

Pasarle por la cara diferentes telas, brochas, papeles, etc suele ser un éxito asegurado. Lo fundamental es poner cara de que mola, de que es divertido porque como pongas cara de "te van a poner una inyección" el bebé puede asustarse y mandar el juego a paseo. Aquí vuelvo a apelar al sentido común y no acercarle nada que pueda ingerir y atragantarse, ni nada que sea tóxico.

9. Cosquillas

Un clásico, ayuda a eliminar tensiones y a relajarse. En este juego es fundamental conocer al niño, saber si le gustan más suaves o más fuertes. A M lo que más le mola es verlas venir, que mi mano vaya acercándose poco a poco mientras pongo mi cara de hacer cosquillas (sí, si eres madre/padre hay que tener una cara de hacer cosquillas, ya la estáis practicando). Antes de llegar a tocarle ya se está partiendo de risa.

10. Juegos infantiles

Si todo lo de antes no da resultado, los juegos clásicos tipo "este fue a por leña…" o "los pajaritos suben" nunca fallan. Por algo siguen existiendo generación tras generación ¿no?

¿Vosotros? ¿Cómo jugáis con vuestros hijos?






35 comentarios :

  1. Me encanta lo que dices al principio: "Un niño sano no necesita estimulación". Creo que la obsesión por la estimulación es absurda. Completamente de acuerdo contigo, hay que jugar por jugar y no convertirlo en una obligación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de una obsesión es una manera que tienen algunas guarderías de sacarnos los cuartos a los padres ingenuos.

      Eliminar
  2. Buenísimo el post! Estoy contigo y con Diana, de un tiempo a esta parte se ha desatado una obsesión por "estimular" que se nos ha ido de las manos! De hecho hay un estudio de la Universidad de Granada (creo recordar) que concluye que estimular en exceso a los bebés puede traer dificultades de aprendizaje en el futuro... Hay que jugar con ellos, hablarles (como personas que son, porque son pequeños, pero no idiotas), y disfrutarlo!
    Tu listado de juegos es total, es lo que yo he hecho con Migordi básicamente.
    PD: Esos Martes y Trece... jaaaajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, el exceso de estimulación puede no ser bueno (todo en exceso es malo) porque además hasta se crea una presión sobre el pequeño para que haga cosas para las que a lo mejor no está preparado.

      Eliminar
  3. Creo que los hemos utilizado todos ;:-D Eso sí, los peques son un público muy fácil, pero también muy exigente. Lo que hoy les hace gracia, mañana no, así que tenemos que reinventarnos a diario para buscar sus sonrisas. O al menos eso es lo que nos pasa con Maramoto ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, hay que tener algo de variedad, lo de sacar la lengua funciona un tiempo, luego se van volviendo más sofisticados. ¡Todo un reto de improvisación!

      Eliminar
  4. Los pajaritos suben!? Cual es? Yo creo q hemos jugado a todos. El cucutras es una pasada lo q les gusta, y em cuanto a canciones...mil y una he cantado, no sabia q tenía en la cabeza tanto repertorio infantil... Y con las canciones la beba ha aprendido muchísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una canción infantil que va acompañada de gestos. Si mi sentido del ridículo me lo permitiese, me grabaría un vídeo y lo subía a Youtube pero creo que es bastante inflexible para estos temas, jejeje

      Eliminar
  5. Los pajaritos suben!? Cual es? Yo creo q hemos jugado a todos. El cucutras es una pasada lo q les gusta, y em cuanto a canciones...mil y una he cantado, no sabia q tenía en la cabeza tanto repertorio infantil... Y con las canciones la beba ha aprendido muchísimo!

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que se debe seguor el ritmo del bebé y tener algunas herramientas no está de más. Yo doy talleres con familias y bebés y lo que más les gusta es estar en compañía de sus mamás. Las cajas sensoriales son una ayuda para interactuar con ellos.
    Me gusta tu enfoque Natural

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final lo que necesitan es eso, compañía y cariño. Todo lo demás, son apoyos. Las cajas sensoriales son geniales para jugar con ellos, porque dan muchos "temas de conversación"

      Eliminar
  7. Oye, es la primera vez que hago todos los juegos que pones en tu lista. El papá de mi bichilla me acusa siempre de no jugar con la niña, porque es verdad que no me tiro al suelo normalmente para hacer uso de los juguetes, pero todas estas actividades que enumeras ¡las hago a diario! Ya sabía yo que no estaba siendo tan mala madre como me dicen...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, si es que de lo que se trata es pasarlo bien todos. Si a ti no te apetece jugar con los juguetes, tu bichilla lo iba a notar y no le iba a gustar, es mejor hacer lo que a uno le gusta porque así transmite más alegría!

      Eliminar
  8. que bueno este post. aunque me queden un poco lejos estas edades, he jugado con ellos a casi todo. aprender, se aprende con todo lo que les hagamos. son esponjitas! el favorito es el cucu-tras, sin duda, y despues, el juego de esconder cosas y de sacarlas mágicamente. Los dejas asombrados!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, gracias a ellos te sientes como el mejor mago del mundo, jejeje

      Eliminar
  9. Mee encanta!!! de todo eso he hecho con mis sobris y mola ver que no estoy como una chota :D :D aunque para las canciones he sido un poco más "extraña": yo les cantaba diálogos de películas o dibujos animados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyuyuy, saberse los diálogos de los dibujos es un nivel muy profesional, yo no paso de la canción de cabecera

      Eliminar
  10. Jajaja nosotros hacemos lo mismo, y las canciones como no sabemos muchas directamente nos las inventamos, así nunca hay ninguna igual!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo vuestro es la improvisación! Lo importante es divertirse todos juntos

      Eliminar
  11. Interesante el post. Estoy totalmente de acuerdo con que es muy importante interactuar con el bebé, porque así se generan vínculos. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cuando hay un bebé en casa es difícil no interactuar con él, sale de forma espontánea. La naturaleza es muy sabia y los hace así de adorables para creemos el vínculo sin esfuerzo consciente por nuestra parte

      Eliminar
  12. muy bien el post, auqnue es una lastima que me llegara tarde, pero igual lo comparti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartirlo, me alegro de que te gustara

      Eliminar
  13. Un post con pautas muy interesantes, es increíble todo cuanto tenemos que aprender para ser padres y dar los pasos correctos en la interacción de nuestros babys , es una gran labor y es necesario tener estas pizcas de consejos :) Muchos Besos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, aunque mi consejo fundamental es que no se necesitan pautas! Que cada uno haga lo que mejor sepa y eso ya es lo mejor para el bebé

      Eliminar
  14. Me encanta, una forma sencilla y divertida de jugar, sin tantas "florituras" como hoy en día queremos ponerle a todo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que nos gusta más un nombre técnico...parece mucho más profesional. Reivindico las palabras sencillas!

      Eliminar
  15. Muy bonito! Se tiene que disfrutar de los bebés que crecen muy rápido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, al principio parece que no, que el tiempo no pasa, pero para mí desde que cumplió 8meses, el tiempo ha volado

      Eliminar
  16. Tienes mucha razón con lo de la estimulación, nos estamos volviendo un poco paranoicos con eso, los niños tienen que jugar.
    Mi peque ya tiene 5 años y hemos hecho todos los que pones en la lista cuando era bebe. Ahora el que seguimos haciendo es el de las cosquillas, el sábado aún estuvimos haciendo lucha de cosquillas en cama las dos y nos lo pasamos pipa jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lucha de costillas es lo más, uno de mis mejores recuerdo de la infancia con mis hermanos

      Eliminar
  17. Me encanta, yo suelo dejar que sea Vikingo que decida a que quiere jugar, si le veo indeciso le doy dos opciones. Nosotros también jugamos a perseguirnos o al escondite, le encanta esconderse y que le vaya a buscar, siempre le delata el perro y se parte de risa. UN besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jjajaja, ese perro chivato! ahora que ya camina, las el corre que te pillo es lo más!

      Eliminar
  18. Me encanta esta entrada. No hay nada mejor que el juego. Nuestro preferido es el de las cosquillas, tumbados en la cama grande y a llorar con la risa hasta decir basta.
    Voy a compartirla para que todos lean las bondades de compartir buenos momentos con los niños. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosquillas nunca fallan. Tienen de todo, contacto, movimiento, risas ¿qué más se puede pedir?
      Muchas gracias por compartirla, me alegro que te haya gustado la entrada

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...