¿Cómo se desarrolla el apego?

lunes, 23 de febrero de 2015

Hoy en día está muy de moda esto de la crianza con apego, qué es, cómo hacer para criar con apego, etc. En otro post ya hablé de donde viene el nombre este de apego y qué significa. Como creo que me quedé algo corta en la explicación, hoy os voy a hablar de las fases del desarrollo del apego y de por qué el bebé forma este vínculo con su cuidador. El próximo lunes hablaré de los tipos de apego que existen.

El científico que susurraba a los patos


En la década de 1903, Lorenz y Tinbergen (famosos etólogos) descubren el proceso de impronta observando a varias especies de aves en su entorno natural. 

La impronta es un proceso por el cual los recién nacidos forman un vínculo emocional con sus madres. En concreto, en muchas especies de aves en las que las crías pueden caminar casi inmediatamente después de salir del huevo, éstas empiezan pronto a seguir a su madre allá por donde ella vaya ¿os suena la situación? Si es que somos más animales de lo que pensamos…

También comprobaron que la impronta tiene un "período crítico" para establecerse y, fuera de dicho período era muy difícil que se consiguiera. Además, observaron que no hacía falta que fuese la madre, que si los polluelos, dentro del período crítico, no veían a su madre pero sí a otra especie en movimiento (por ejemplo, el propio Lorenz), comenzarían a seguirlo a él sin dudarlo.

Ya en 1950, Bowlby extendió estos principio etológicos al desarrollo humano. Observó que los bebés humanos necesitan meses para establecer ese vínculo entre él y su cuidador, frente a las pocas horas que necesitan otras especies. Dada la naturaleza más compleja de las relaciones humanas, no es de extrañar esta diferencia de tiempo.

FASES  DEL APEGO


0-2 meses: Sensibilidad social indiscriminada

Aunque el olor de las madres, su voz, etc calma a los recién nacidos, los bebés de estas edades no centran su atención exclusivamente en sus madres y responderán, positivamente (a veces) ante cualquiera que lo trate con cariño, que lo coja en brazos, no lo estrese, etc.
Este "irse con cualquiera" es adaptativo ya que permite cierta flexibilidad a la hora de elegir un cuidador. Recordad que para que el desarrollo emocional del bebé se produzca de una manera sana, necesita vincularse adecuadamente al menos con una persona, pero no tiene por qué ser necesariamente la madre.

2-7 meses: Sensibilidad social discriminada

En esta etapa ya hay una clara preferencia por el cuidador (o cuidadores) principal. aunque siguen aceptando a desconocidos pero las buenas sonrisas ya son solo para mamá y papá. 
De esta etapa recuerdo que J me decía que yo casi no necesitaba hacer nada para que M. sonriera, me bastaba con sonreirle yo o sacarle la lengua. Era un público fácil para mí. En cambio, aunque no protestaba si estaba en brazos de otras personas, sí que se ponía serio y tenían que esforzarse más para que M se dignara a sonreír.  
En resumen: Papá y mamá son los mejores y los demás son chusma.

8-24 meses: Apego centrado

En esta etapa ya sí que sí, el vínculo se hace evidente y continúa muy fuerte hasta los dos años.
Aparece la ansiedad por separación, esa angustia que muestra un bebé cuando un cuidador conocido se marcha y la ansiedad ante un extraño.
Es cierto que depende mucho del temperamento de cada bebé pero por ejemplo, M que es de carácter tranquilo y bastante sociable en general, hay cierta hora del día que como yo no esté me busca por toda la casa. No es que los demás sean chusma, son asesinos sanguinarios y corre peligro si me tiene fuera de su radar.

18/24 meses en adelante: Formación de relaciones recíprocas

Entre los 18 y los 24 meses se producen cambios importantes a nivel cognitivo que le permiten al bebé comprender que la ausencia de la madre es sólo momentánea. El contacto físico ya no necesita ser tan estrecho y la conducta exploratoria se puede dar sin la presencia de la figura de apego.
Además, a medida que van creciendo, también van estableciendo relaciones importantes con otras personas.

Estas son a grandes rasgos las fases del apego según la teoría clásica de Bowlby.  Si queréis profundizar más os recomiendo este libro escrito por el propio autor de la teoría.







¿Quieres mejorar tus relaciones familiares?
Suscríbete y consigue gratis la guía donde explico mi método para encontrar soluciones a los problemas de crianza.

12 comentarios :

  1. Ay, hija que me encantan estos post tuyos. Aunque yo siempre recelo un poco de esas extrapolaciones conductuales de una especie a otra, pero simbólicamente funcionan bien.
    Para mi a los siete meses del pichón hubo un cambio fuerte entre el me voy con todos y solo quiero a mamá. Ahora ya se le ha pasado bastante la mamitis pero cada vez lo encuentro más tímido con desconocidos. Un besaco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad es que nunca sé si me quedan muy teóricas. Es verdad que todas las explicaciones psicológicas suelen generalizar y simplificar todo demasiado, pero es que si no, nos perderíamos y no podríamos hablar de nada de esto.

      Eliminar
  2. Mi bichilla no ha pasado por esa fase de extrañar a nadie. Pero por otra parte, sí hemos vivido episodios con gente que no le ha gustado desde un principio y con las que se ha desgañitado llorando. Siempre con las mismas personas, que además eran de la familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M también es muy sociable y tampoco extraña a no ser que sean horas intempestivas como las 21:00. Entonces sí que noto que quiere estar más conmigo que con nadie más.
      Estas explicaciones son generalizaciones y luego resulta que hay niños más tranquilos o que alcanzan un apego seguro sin necesidad de pasar por una angustia.

      Eliminar
  3. Me gustan estos posts. Aunque tengo que decir que no estoy muy de acuerdo con decir que el apego está de moda. No creo que el apego, al igual que la lactancia o la alimentación complementaria libre de papillas sean una moda. Es que no me gusta nada esa palabra :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro de que te gusten estos posts. Tienes razón, el apego no está de moda, lo que está de moda es hablar sobre el apego ;)

      Eliminar
  4. Me gusta mucho como explicas este tema.
    Voy al siguiente post. Gracias por la explicación.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho como explicas este tema.
    Voy al siguiente post. Gracias por la explicación.

    ResponderEliminar
  6. mi hijo de diez meses sigue sin tener angustia por la separación materna, mientras alguien se quede con el. y se ríe con todos los extraños en el ascensor. supongo que también sera normal, pero como madre chincha un poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es que coge mucha seguridad enseguida. Suele ir con el carácter y con la actitud de los padres ante los extraños. M tampoco parecía tener angustia de separación hasta que fue a la guardería y experimentó lo que es que no estemos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...