Estoy en contra de la violencia pero...

viernes, 23 de enero de 2015

El otro día el blog Días de 48 horas publicaba una entrada en la que reflexionaba sobre la expresión "una bofetada a tiempo." La reflexión me pareció de lo más acertada y os invito a que la leáis porque merece mucho la pena.


Sin embargo, en lo comentarios, había algunas madres que venían a decir: una bofetada a tiempo, cuando son bebés no, pero cuando tienen 4 o 5 años sí que puede estar bien (no son palabras textuales, pero creo que captáis la idea general). ¿Creéis que estas personas, si se les preguntase, estarían a favor de la violencia? Seguramente contestarían con un NO rotundo. ¿Entonces qué ocurre? ¿son hipócritas? Tampoco lo creo. Lo que me parece que pasa es que no consideran que las bofetadas o cachetes sean violencia. Comencemos entonces por el principio...

¿Las bofetadas son violencia?


Vivimos rodeados de violencia, tanta, que ya nos hemos creado cierta tolerancia al verla y no la detectamos. ¿os acordáis de aquella frase: "mi marido me pega lo normal?" Estaba dentro de un chiste más largo y cuando se emitió a nadie le escandalizó la frase y a algunos ni siquiera les llamó la atención. Hoy en día, con todas las campañas que hay contra la violencia de género estamos algo más sensibilizados y, como poco, esta frase nos chirría.

Pues con las bofetadas pasa algo parecido. Existe cierta tolerancia hacia el hecho de ejercer la violencia en niños (ojo, que no maltrato, esto lo explico luego). No vemos igual una bofetada a un niño que una bofetada a una mujer, aunque las dé la misma persona y con la misma intensidad. ¿Por qué en unos casos nos escandalizamos y en el otro lo asumimos como que forma parte de la educación de cada familia?

¿Qué hacían vuestros padres cuando os portabais mal? ¿Os daban cachetes, os gritaban, os insultaban, os impedían salir de casa, os ponían de cara a la pared, os castigaban sin televisión, os echaban la bronca....? Pues todo esto, aunque os parezca increíble es violencia, en mayor o menor grado, pero es violencia.

Prácticamente todo el mundo ha sufrido violencia alguna vez en la vida pero solo unos pocos se han sentido víctimas. ¿por qué? pues porque el hecho de recibir un cachete de vez en cuando o que tu compañero de clase te insulte está visto como normal, como algo que forma parte de la vida.

Una de las grandes batallas para luchar contra el maltrato hacia las mujeres es hacer ver a la sociedad que no todos los problemas en casa se arreglan en casa y que si a tu vecina su marido le pega palizas día sí y día también no es una cuestión privada de ellos sino que es un delito que debe ser denunciado. Es tu deber como ciudadano hacerlo.


¿Violencia y maltrato son lo mismo?

No. El maltrato es un tipo de violencia que se caracteriza por ser, o bien continuada en el tiempo, bien de una intensidad superior o ambas a la vez. Ejemplo: Si en algún momento de tu vida te pegan una paliza que te llevan al hospital, habrás sido víctima de maltrato aunque solo te haya ocurrido una vez o si todos los días tu pareja te insulta y te critica también estás siendo víctima de maltrato.

Con esto quiero decir que si veo a unos padres dándole un cachete a su hijo no considero que lo estén maltratando pero sí entiendo que están siendo violentos con él. ¿Una bofetada le va a crear un trauma al niño? No lo creo, si es algo aislado ¿me parece mal que le den una bofetada? Pues sí, porque es violencia y yo estoy en contra de la violencia, sin peros.

¿Se puede educar sin violencia?

Pues sí, creo que se puede, aunque no es fácil. Estamos muy acostumbrados a los insultos, los cachetes, etc y a veces cuesta detectar la violencia. El primer paso es aprender a reconocerla, así podremos evitarla. Pero esto es para otro post :)

¿Qué pensáis? ¿Exagero o no? ¿Opináis diferente?

Si te ha gustado la entrada, haz tu buena obra del día y comparte, ¡que es gratis!

¿Quieres mejorar tus relaciones familiares?
Suscríbete y consigue gratis la guía donde explico mi método para encontrar soluciones a los problemas de crianza.

16 comentarios :

  1. Me ha gustado la diferenciación en tre violencia y maltrato porque ayuda mucho a entender este tema y a cambiarlo. Por un lado puede ayudar a padres que no se sienten maltratadores pero que sí gritan o pegan a sus hijos de forma muy ocasional a darse cuenta de que este comportamiento es negativo. Además identifica como violencia cosas que mucha gente incluiría en ésta definición: gritos, insultos, humillaciones, etc...
    Yo también estoy en contra de estos comportamientos violentos. Cuando alguien defiende el caracter "educativo" o corrector de éstos comportamientos, les pregunto que si cuando tienen un conflicto con su jefe o vecino también les dan una bofetada para que "entiendan" sus argumentos. Desde mi punto de vista se trata de un abuso de poder: a los niños se les pega como porque no se pueden defender. Y lo único que aprenden es a sentir miedo y rabia hacia sus padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muchos padres que gritan si les acusamos de maltratadores pueden cerrarse en banda y negar que lo que hacen es violento. No son maltratadores, se comportan de forma violenta y eso es más fácil de cambiar que una situación de maltrato.

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho tu post y ayuda a que mucha gente vea como violencia los gritos e insultos, es increible los gritos que llegan/llegamos a pegar algunos padres.
    Nosotros intentamos estar tranquilos, decirle las cosas de manera civilizada, pero hay que decir q mi hija como niña AD puede llevar a cualquiera al extremo y a la desesperación. Intentamos no chillarle pero muchas veces no podemos evitar acabar subiendo el tono cuando le hemos dicho cien veces q no haga algo, pero reservamos el tono alto únicamente para cuando le decimos que no haga algo q la pone en peligro (jugar con las lámparas, hacerle daño a los gatos...) y aún así luego me siento muy culpable pq es una niña muy sentida y se pone a llorar... cuando se ha calmado intento explicarle que lo que hacía no se hace por el motivo que sea.
    Me niego a pegarle ni un cachete, todabía recuerdo el único que me dió mi madre, y no por el dolor que me produjo sinó por la sensación de sentirme mal y no quiero q mi hija se sienta así nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los cachetes duelen más a nivel psicológico que físico. Una de las cosas que intentaba transmitir en este post es que los gritos e insultos también son violencia pero no significan malos tratos ni que al niño le vaya a quedar un trauma (tal vez un recuerdo amargo como a ti, pero no un trauma).
      Una cosa que puedes hacer es explicarle que le has gritado porque te has asustado al verla en peligro. Si te sientes mal por ello, está bien que se lo digas, los adultos también nos equivocamos :)

      Eliminar
  3. Yo pensaba que iba atener una mano muy larga y la verdad es que la cercanía de niños (primero mi sobrinita y ahora mi bichilla) me ha moderado en este aspecto. No me he encontrado aún con el motivo para pegarle ¡si no me iba a entender de todas formas! Y cuando tenga entendimiento digo yo que razonando con paciencia podremos encontrar solución a todo (o casi). Y si no, pues que cada uno se enfade por su lado, que ya haremos las paces más adelante,pero nada de manotazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí uno es capaz de controlarse con su pareja, también lo puede hacer con sus hijos.
      Me gusta "nada de manotazos" como eslogan ;)

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho tu post y ese matiz entre maltrato y violencia. Yo creo que hay un poco de "violencia" en la mayoría de nosotros y a veces sale. Ojalá sea sólo con un grito y no con un cachete. Pero lo que sí que creo es que si eso pasa alguna vez, aunque no es el fin del mundo, hay que darse cuenta de que NO está bien, NO es justificable, NO es problema del niños sino nuestro, y es necesario pedir perdón. Y lo mismo cuando nos pasa con un adulto. Obviamente estoy hablando de momentos puntuales en los que se nos cruzan los cables y que acaban en un grito más fuerte de la cuenta, no en lo que tú bien defines como maltrato.
    Personalmente el cachete me horroriza, no creo que sirva para nada "educativo" más que para desfogarse uno mismo y eso es terrible en un niño. Sí confieso que a veces le he gritado al niño y no me gusta ni me siento bien, ni me parece positivo.
    Aunque hay otros comportamientos más fuertes que también se toleran y es preocupante. En mi casa las paredes son de papel y escucho al vecino decirles a sus dos hijos de menos de cinco años unas barbaridades ("te voy a reventar" es una de sus perlas más frecuentes), que la verdad es que me espanta. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La violencia es un continuum, y uno de sus extremos es el maltrato. Como tú dices, la violencia forma parte de nosotros pero siempre será mejor un grito que una bofetada. Igual que discutimos con nuestra pareja y a veces nos pasamos y luego pedimos perdón, con nuestros hijos deberíamos hacer lo mismo. Lo que ocurre es que muchas veces la gente tiene miedo de que, si piden perdón a sus hijos, luego no les van a tomar en serio. Si se dieran cuentan de que es al revés...

      Eliminar
  5. Mi respuesta a los de "Mujer, un cachete no es lo mismo que una paliza" que a más de uno le ha cerrado la boca y le ha hecho reflexionar:

    Tocar los genitales de un niño/a con intenciones sexuales no es lo mismo que violarlo/a, pero es un abuso sexual.
    Dar una bofetada a un niño no es lo mismo que darle una paliza, pero es un maltrato igualmente.

    Oye y se quedan pensando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no estoy del todo de acuerdo. Usando la analogía que tú has puesto te explico mi punto de vista. Toda violación es un abuso sexual pero no todo abuso sexual es una violación. Así, los malos tratos serían la violación y el abuso sexual sería la violencia. Cuando aquí hablo de malos tratos me refiero al delito, no a la expresión de tratar mal a alguien.
      En cualquier caso, la analogía no es del todo exacta porque tanto el abuso sexual como la violación son delitos y en cambio la violencia en sí misma no está penada por ley. Por ejemplo, gritar a un niño por algo que ha hecho mal es violencia pero no es delito. En cambio tocarle los genitales con intenciones sexuales, aunque solo sea una vez, es un delito.

      Eliminar
    2. bueno... en ese momento la gente no se para a analizar exactamente la frase, que tampoco es que la diga literal a como la he escrito. Es la idea lo que les queda claro.

      Para mi lo que cuenta es que es efectiva y hace pensar a la gente, que sea delito, esté penado por la ley o no lo esté no es la intención, la cosa es hacerles ver que todo está mal, sea o no penado por la ley.

      Vamos que mi intención no es hacer un doctorado sobre lo que está o no penado por ley cuando les digo eso, mi intención es que se den cuenta de que aunque no es lo mismo, está mal igualmente.

      Es que yo soy más simple, no analizo tanto las cosas :P

      Eliminar
    3. Ahí te doy la razón, si es para que se la violencia se haga visible, bienvenida sea :)

      Eliminar
  6. Tema peliagudo. Para mi una bofetada ya es violencia y con un simple cachete que podría pensarse que no pasa nada se está abriendo la puerta para que un niño pueda abrirla aún más. Esto daría para un largo debate. Y no entiendo por qué a estas alturas todavía haya que debatir el tema.
    En fin un tema preocupante. Valiente post.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que una bofetada es violencia. Eso es lo que digo todo el tiempo en el post. Y claro que es perjudicial para el niño y no conduce a nada. El debate está porque la gente ni siquiera se da cuenta muchas veces de que su comportamiento es violento porque estamos tan acostumbrados a ella que no la reconocemos.
      Gracias por lo de valiente :)

      Eliminar
  7. Yo también estoy en contra de la violencia sin "peros". ¿Una bofetada es violencia? Por supuesto.

    Quizá ayuda a verlo de la manera que tú lo has explicado: ¿Le das una bofetada a tu mujer o a tu marido porque se porta mal? ¿Entonces por qué a ti hijo/a sí, siendo (además) indefenso? ¿O quizás es porque no te la puede devolver que se la das?
    A veces creo que los padres/madres pegan a sus hijos por la presión social. El peque o la peque se enfada, llora o les lleva la contraria y en seguida ves miradas o comentarios de terceros que te dicen que "controles a tu hijo", que "se está saliendo con la suya", "que te está dominando"...

    Creo que la violencia se usa cuando pierdes el control sobre ti misma y no tienes recursos para resolver una situación que te causa estrés. Pues ahí lo tienes. Frénate, respira, cuenta hasta 100 si hace falta.
    Una bofetada no resuelve nada. Tú te sentirás culpable por haber golpeado a tu peque y tu peque se llevará el dolor físico y el dolor en el corazón.

    Un abrazo y gracias por este post.
    Aída

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo la mayoría de las veces ejercemos la violencia por frustración, por no saber qué más hacer. La bofetada no resuelve nada, incluso empeora las cosas como tú dices. Lo de perder el control, lo entiendo pero yo suelo decir: ¿Cuando te enfadas con tu pareja pierdes el control y le pegas? ¿entonces por qué con tu hijo te permites perder ese control? Y vuelvo al post, la violencia hacia los niños a veces está tan normalizada que uno se permite esta clase de "licencias"
      Gracias a ti por comentar :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...