BLW: Los platos de cuchara

lunes, 26 de enero de 2015

CubiertosEn esta otra entrada comentaba que estábamos intentando que M aprendiera a utilizar la cuchara. Los resultados a día de hoy siguen sin ser satisfactorios, aunque progresa adecuadamente. El caso es que mientras duró el verano, no echamos de menos la cuchara durante las comidas pero ahora tomamos legumbres y caldos varias veces a la semana.

Para que practique a su aire con el mecanismo de la cuchara, desde que cumplió 13 meses le damos yogures de vez en cuando. Ahí sí tiene total libertad de movimientos porque si no lo consigue con la cuchara, lo hace cogiendo el vaso del yogur y metiendo la cara directamente dentro. Además el yogur no se cae todo si poner la cuchara boca abajo por lo no se frustra, algo siempre pilla. Comer no come mucho pero lo que importa es que aprenda a manejar la cuchara. 


Mientras tanto, ¿cómo hacemos para mantener el principio del BLW de que "el niño coma lo mismo que nosotros?" En este post os quiero hablar de las cuatro estrategias que hemos usado para que M coma platos de cuchara y si hemos tenido éxito o no con ellas. Aviso: una de ellas es trampa.

Versión en seco 

Pues eso, lo más fácil es presentarle la comida sin el líquido. Es decir las legumbres y las verduras sin el caldo correspondiente. Por ejemplo esta fabada ligera que publiqué el otro día. Es verdad que de esta manera están menos apetitosas y no calientan el cuerpo tanto pero:

  • El caldo al fin y al cabo es agua, con muy pocas calorías. Nutricionalmente hablando es irrelevante. Otra cosa es lo rico que está pero bueno, para cuando sea mayor.
  • Para calentar el cuerpo M tiene la teta.

Este es la estrategia que utilizamos para las legumbres grandes como las habas o los garbanzos, ¿pero qué pasa con las lentejas?

Fabada BLW
J. dice que este mantel se va a hacer famoso

Las hamburguesas

Esta idea la obtuvimos de foros de madres que no dan purés a sus hijos. Hacen "hamburguesas" con las legumbres. Podéis encontrar como hacerlas si pincháis aquí. 
Lo intenté hacer una vez y no funcionó, M nos hizo entender que así las lentejas se las iba a comer Rita. ¿Posibles razones?
  • Que no estuviera buena. Puede ser, pero es que ni siquiera hizo el amago de llevárselo a la boca.
  • Que no le gustase la "pinta". Antes había comido hamburguesas "de verdad" y le gustaban así que esta explicación no me convence.
  • Que no era lo mismo que estábamos comiendo nosotros. Esto encaja más. Aunque nosotros sabemos que tanto mi plato como el suyo eran lentejas, en apariencia parecían comidas totalmente diferentes. Quizás uno de los errores fue el no hacer hamburguesas para todos pero es que ¡el caldo está tan rico!
  • Que no tuviese hambre. Pues quizás también puede ser por esto porque en realidad, cuando le ofrecimos otras cosas, tampoco las comió.
Conclusión: Podríamos probar de nuevo a hacer "hamburguesas de lentejas" para descartar opciones o quedarnos con la duda para siempre.

El cuenco

El otro día hice un potaje de garbanzos y le serví su ración en un cuenco pequeño. Mi sorpresa fue que, después de coger con la mano varios garbanzos, va el tío y agarra el cuenco para beber el poco caldo que había caído al servirle. Al terminar, me da el cuenco diciendo "hmmmm, hmmmm" que es su forma de pedir más (que bien educadito lo tengo). Así que le eché un poco de caldo en el cuenco y siguió bebiendo hasta que se despistó con la servilleta no quiso más.

Las trampas

He dejado para el final lo que mejor resultado nos está dando con las legumbres pequeñas o con otro tipo de alimentos como el arroz. 
Hacemos trampas, lo confieso, no dejamos que el niño coma todo solo porque muchas veces ha terminado frustrado al no conseguir llevarse la comida a la boca.
Nuestro sistema es el siguiente. Imaginad que tenemos lentejas para comer:
  • Le servimos su plato en seco y al lado le ponemos un tenedor y una cuchara. Esperamos a que él empiece a comer y vaya probando.
  • Cuando se empieza a cansar de comer las lentejas una a una, le llenamos la cuchara y se la ponemos delante de la boca. Él suele abrir la boca y abalanzarse sobre la cuchara.
  • En la siguiente cucharada le indicamos que sea él el que la coja con la mano y la dirija a la boca, aunque nosotros la seguimos sujetando para que no la ponga del revés y se le caiga todo.
  • El siguiente paso sería llenarle la cuchara y que él solo la cogiese pero hasta ahí no hemos llegado todavía.
¿Vosotros cómo hacéis? ¡Se agradecen nuevas propuestas!


¿Te faltan ideas para el menú diario?
Suscríbete y descárgate un ebook con ideas, consejos y menús de BLW

14 comentarios :

  1. No recuerdo exactamente desde cuando Terremoto come bien con la cuchara. Pero yo juraría que era algo mayor que el tuyo y bueno, ahora con 23 meses aún tiene momentos en los que se frustra y mete la cara o las manos.
    Nosotros también empezamos por escurrir el liquido y le poníamos al lado una cuchara y un tenedor para que hiciera pruebas. Y fuimos añadiendo liquido a medida que fue cogiendo soltura. Hasta que un día, me anime a probar con una crema de verduras y se la papó el solito sin ayuda ;)
    Lo de hacer trampas... suelo ayudarle con el último par de cucharadas del plato, esas le cuestan más y el mismo me da la cuchara pidiendo auxilio. Y si tardo en reaccionar se agobia y ya no quiere saber nada
    Lo mismo pasa con algunos platos de tenedor, comer macarrones puede llegar a cansar si vas de uno a uno y se te cae la mitad al llegar a la boca, así que si al cabo de 10 minutos comiendo lo veo muy agobiado, le digo que no pasa nada si, de vez en cuando se ayuda con la mano. Es verdad que así mancha más, pero, para mi, tiene toda la vida para perfeccionar la técnica ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que si se frustran es peor. Yo creo que lo mejor es primero dejar que lo intenten ellos pero si te piden ayuda no negársela nunca!
      Sobre lo del puré, hasta que no coja más soltura con el yogur, creo que paso de ponerle un puré delante jajaja

      Eliminar
  2. Mi bichilla de momento no es nada diestra con la cuchara. Le damos una y la dejamos que la moje en la leche, el yogur y en todas partes, pero rara vez se la lleva a la boca. Es más, suele chupar el mango en vez de la la cuchara en sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Lo que nunca me imaginé es que la cuchara fuese más difícil de utilizar que el tenedor! Así de duro es para ellos esto del instinto de supervivencia ;)

      Eliminar
  3. La cuchara con el yogur y algunos purés espesos la tiene dominada. El resto nos ha costado, porque él está muy satisfecho de su independencia culinaria y no acepta que le demos cosas así como así. Solemos darle las judías y garbanzos secos como tú. Pero ya en los últimos tiempos empezó a aceptar que le dieramos cosas. Suele tener que empezar él y si le gusta podemos seguir nosotros (a veces hasta nos da la cuchara para que le demos nosotros de comer). Obviamente cuando deja de abrir la boca ya no le damos más. Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a nosotros empieza ahora a darnos la cuchara o el tenedor para que le pinchemos comida. A mí personalmente lo de meterle a alguien comida en la boca se me hace raro, será cuestión de acostumbrarse

      Eliminar
  4. Difícil tarea!! Vikingo con 16 meses aún muchas veces come con las manos, el tenedor lo maneja perfectamente pero la cuchara le cuesta. Nosotros lo que hacemos es espesarle al máximo la sopa y las legumbres, dejamos que tenga algo de caldo pero lo justo. Lo vamos ayudando a llenar la cuchara y las primeras veces el coge con la manita la cuchara y le ayudamos a llevárselo a la boca. Pero lo cierto es que mientras él va probando yo le voy ofreciendo con otro cubierto. De momento parece que va perfeccionando la técnica. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues parece que me voy tranquilizando, que parece que esto de la cuchara les cuesta a todos. Mi pregunta es como harán los chinos con los palillos

      Eliminar
  5. En casa estamos sorprendidos con el tema de la cuchara. Siempre se la hemos puesto y cada día acaba en el suelo, pero sin enseñarle, a base de imitar (supongo) ha ido perfeccionando la técnica y ahora se come la sopa solita con la cuchara que yo alucino.
    Es verdad que muchas veces le hemos dado nosotros cucharadas pq da pena ver que sino no van a comer nada. Tampoco hay que ser tan purista ¡hihihi! Dar en seco nunca, siempre lo mismo que nosotros y es verdad que hacen eso de beber directamente del cuenco ¡me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que un día me voy a animar y a darle un poco de caldo, a ver qué hace. Lo cierto es que desde que escribí el post, ha progresado un montón en el arte cucheril

      Eliminar
  6. Yo también he usado el método con trampa y casi desde el principio (cuando empezamos, cuando tenia un año o así) le ponía las cosas en la cuchara y dejaba que se la llevara el a la boca. Eso si, durante esta fase de entrenamiento no le ponía líquidos en la cuchara, sino solidos, así aprendió un poco mejor a no volcarla (y a nosotros no nos frustraba tanto recoger un solido). Ya se que darle cuchara para solidos es raro, pero el mismo la pedia, señalaba el cajón y no se quedaba tranquilo hasta que se la dábamos. Ni el plátano ni la sandia quería comerlos con la mano, también con la cuchara. Fue su momento obsesión cuchara 😃

    hace un par de semanas le deje comer solo con la cuchara un puré que le hice (le hago muy de vez en cuando porque a mi me gustan, jajaja) y lo comió mejor de lo que pensaba. Eso si, le quedo una barba de puré preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡la de cosas raras que hacemos los padres! Lo de la cuchara con sólidos hasta me parece lógico, jajaja. M cada vez se mancha menos y el yogur se lo toma él solo ya así que parece que el sistema ha funcionado

      Eliminar
  7. Yo con la cuchara hice "trampa" según los canones del blw, pero para mí era más importante que mi bubu comiese lo mismo que nosotros que que lo hiciese completamente solo. Siempre le dejé coger la cuchara, meter la mano en el plato o lo que quisiera,hubo una época que le llenaba la cuchara y el se la llevaba a la boca, otra en la que yo le daba de comer con una cuchara y el se dedicaba a "llenar" la otra, y a los 12 meses ya come con cuchara muy bien, sin ayuda (cosas con poco caldo, eso sí)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros tambo´n hicimos esa "trampa" Veíamos que lo intentaba pero que no podía y necesitaba ayuda, si no, acababa frustrado y llorando. Lo importante es no obligarle a comer y que él sea el que se lleve la comida a la boca :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...