BLW: Bizcocho de zanahoria (carrot cake)

viernes, 5 de diciembre de 2014

Mi relación con la repostería es  complicada. Ella me exige precisión y yo soy más de ojímetro así que mis pocas incursiones en el mundo del dulce han resultado regulares (aunque comestibles). En cualquier caso, hice un esfuerzo por olvidar mi pasado de desastrosas magdalenas y tartas desparramadas y me propuse preparar un bizcocho para no tener que poner la vela de cumpleaños encima de una tortilla.

Escogí el bizcocho de zanahoria porque con poco azúcar ya es dulce y porque un bizcocho, a poco que te pongas sale como mínimo comestible. No le puse cobertura de ningún tipo porque eso multiplicaría por 1000 la cantidad de azúcar y yo quería que M. lo probase sin que le fuese a dar un subidón.

La receta es muy sencilla, al final no utilicé la báscula para nada. Las medidas se refieren al vaso de nocilla de toda la vida (¡chúpate esa, sistema métrico!).


Ingredientes:
- 4 zanahorias grandecitas
- Dos vasos de harina con levadura (la venden ya así). Si tenéis harina normal, podéis utilizar un sobre de levadura.
- Medio vaso de aceite de oliva
- Medio vaso de azúcar moreno (opcional)
- 3 huevos
- Un cuarto de vaso de almendra molida (se puede sustituir por coco rallado)
- Un cucharadita de canela en polvo
- Mantequilla para engrasar el molde


Modo de preparación:
Pelamos y lavamos las zanahorias. Las rallamos, lo más fino que podamos (yo utilicé una aplicación de la batidora). Reservamos.
En un bol, mezclamos los huevos con el azúcar. para ello lo mejor es utilizar una varilla pero con un tenedor también os podéis apañar. Cuando esté mezclado echamos la harina poco a poco, la almendra, el aceite y la canela. Removemos bien.
Por último vamos añadiendo la zanahoria poco a poco. Vertemos la masa en un molde previamente engrasado con mantequilla y lo metemos en el horno a 180º durante 25-30 minutos.
Cuando esté hecho, lo sacamos del horno, dejamos enfriar y desmoldamos.

Este bizcocho está desnudo, le falta una buena cobertura
¡Buen provecho!
¿Te faltan ideas para el menú diario?
Suscríbete y descárgate un ebook con ideas, consejos y menús de BLW

5 comentarios :

  1. Yo también le hice una tarta de zanahoria al pequeñajo por su cumple, aunque le puse cobertura (frosting de queso, para chuparse los dedos). A él le encantó, de hecho al día siguiente nos estábamos comiendo las sobras su padre y yo y él estaba al lado y se abalanzó contra mi plato y empezó a comerse el bizcocho sin manos, a mordiscos, cosa que no ha hecho nunca en la vida con nada más. Pero ciertamente el frosting no es lo ideal, en cambio el bizcocho casero con poquita azúcar yo creo que lo pueden tomar más a menudo sin problemas (no a diario, claro, pero de tanto en tanto).
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que buena pinta tendría con el queso. La verdad es que el bizcocho así solo luce poco, pero por otro lado, como tú dices, se puede tomar más a menudo

      Eliminar
  2. Creo que esto es lo que yo andaba buscando. Poco azúcar y sin cobertura. Sobre todo por no tener que hacerla jejeej. A ver si me animo.

    ResponderEliminar
  3. Hoy he hecho este bizcocho para el segundo cumpleaños de mi hijo. ¡Está riquísimo! Gracias por la receta. La verdad es que pensaba hacerle algo más dulce para el segundo cumpleaños, pero acabamos de llegar de casa de los abuelos y ya tuvo allí un exceso de azúcar que tengo que compensar ;) Y por suerte mi hijo no es tiquismiquis y le gustó mucho :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...