12 meses, un millón de logros

lunes, 1 de diciembre de 2014

Ayer M cumplió un año, 12 meses, 365 días, como lo queráis llamar. Mi impresión es que lleva conmigo toda la vida, tengo un bebé de un año desde hace 30 años. Es curioso como cuesta recordar cómo era la vida antes de que él llegara. No pienso ni que fuera mejor ni peor, simplemente es diferente.

Es alucinante lo que ha cambiado en un año. Cuando estudiaba psicología del desarrollo (Piaget y compañía), me creía sin más todo lo que decían, lo bebés se desarrollaban así y punto pelota. Vivirlo es otra cosa muy distinta. Es como ver la teoría en directo, y darse de bruces con la realidad, mucho menos sencilla y simple. 


En toda su vida, M no va a crecer ni desarrollarse tanto como este primer año. No me refiero solo al peso y la talla (¿por qué no se dice altura cuando hablamos de bebés?) sino a capacidades intelectuales, motrices y emocionales. En 365 días ha pasado de ser un tamagochi, que había que alimentar, limpiar y dar cariño sin apenas recibir nada a cambio a ser una persona pequeña que se comunica, que tiene su propio sentido del humor, y una personalidad cada vez más definida (definida por sus padres, claro).


No recuerdo bien cómo era M con 5 o 6 meses, ni con 3. Es verdad que cada etapa tapa a la anterior. Sin embargo, voy a hacer un esfuerzo de memoria para resumir los 12 logros más importantes que ha conseguido M en este primer año de vida.


1. Aprender a mamar

Dicen que los niños nacen con el instinto de succión incorporado pero al pobre le faltaba mandíbula para hacer el vacío. En quince días lo consiguió. Su primer gran logro.

2. Seguir a la gente con la mirada

Mostrar interés por la gente es lo más útil para la supervivencia cuando tienes dos meses de vida. Hace que el otro se interese más fácilmente por ti y diga "¡uy que adorable! Me apetece cuidar de él y no podría soportar que algo malo le pasase."

3. Sonreír de forma voluntaria

Otro paso más hacia la socialización. Si sonríes, serás más adorable aún y la gente te protegerá más. De hecho, no les importará hacer el imbécil con tal de sacarle una sonrisa.

4. Darse la vuelta, para un lado y para otro

Junto con el gateo hacia atrás, fueron los inicios de la autonomía personal, el movimiento libre. M encontraba fascinante el simple hecho de poder moverse para donde él quisiera. Era el placer del movimiento por el movimiento. Claro que casi siempre acababa metido en un jardín del que no sabía salir, pero para eso estábamos nosotros.

5. Reír a carcajada limpia

Más socialización, cada vez más sofisticada. Comenzamos a ver su sentido del humor, lo que le hace gracia y lo que no. El no va más de la risa consistió durante mucho tiempo en pasarle un trapo por su cara. Ahora su humor es mucho más inteligente, donde va a parar. Las cosquillas y los sustos nunca fallan.

6. Aprender a comer

Coger algo con las manos y llevárselo a la boca. Parece fácil pero no lo es. En este aspecto seguimos progresando, aprendiendo a beber y a coger el tenedor. La cuchara se le resiste, su mecanismo aparentemente sencillo le trae de cabeza.

7. Gatear

Un gran paso hacia la independencia. Ya no necesita que lo lleven a ciertos sitios, puede ir él solo, podemos hacer carreras y jugar al pilla pilla. Puede explorar el mundo y ha descubierto que le encanta.

8. Ponerse de pie apoyado a los muebles.

En la misma línea que el logro anterior, pero esta vez puede llegar a otro nivel que no sea el del suelo. Con esto ha conseguido que le liberemos las dos baldas bajas de la estantería. Ahora tiene seis huecos solo para él.

9. Señalar.

Con esto ha demostrado que es humano, ya que los humanos son los únicos animales que saben señalar de forma natural. Menos frustraciones para él y para nosotros, que vamos sabiendo mejor lo que quiere.

10. Hablar

Esto ya lo expliqué en este post sobre sus primeras palabras.

11. Saber lo que quiere e intentar conseguirlo con todas sus fuerzas

Tiene carácter. La mayoría de las veces es un amor pero tiene carácter. Me gusta que tenga las ideas tan claras, que luche por lo que quiere y que sea la persona más feliz del mundo cuando lo consigue.

12. Ser feliz

Yo creo que es feliz, apenas llora, sonríe casi todo el tiempo, es sociable y le encanta conocer gente nueva. Cuando necesita algo o tiene miedo o no sabe lo que le pasa, acude a nosotros y le ayudamos. Mientras tanto, él va creciendo a su ritmo y haciendo de explorador del mundo. Ojalá que este logro no lo pierda nunca.

6 comentarios :

  1. Felicidades!!! Que.intenso es el.primer año, ya veras que el 2 no se queda atrás!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Sí, ya imagino que esto será un no parar hasta que cumplan ¿30? jajaja

      Eliminar
  2. Muchas felicidades.
    Oye, he intentado poner tu blog en la lista de blogs a seguir de blogger, porque me hice seguidora hace tiempo pero no me salían las actualizaciones de tu blog nunca, y me sale este mensaje: "Has seguido esta URL, pero no hemos podido encontrar ningún feed para ella. Comprueba que sea correcta: http://dudandoyandando.blogspot.com/". O sea que creo que debes tener mal algo. Te lo digo porque si me pasa a mí seguramente no me daría cuenta si no es por alguien que me lo dice. Un besete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el aviso. Lo miraré a ver qué pasa. La verdad es que me iba a poner con el mailchimp pero entre unas cosas y otras lo he ido retrasando. De este fin de semana no pasa!

      Eliminar
  3. Feliz cumpleaños!! El tiempo pasa demasiado deprisa.. ;) el mio tiene ya 16 meses y me parece alucinante lo rápido que pasa y los logros que a superado.. buen post! besos.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que si, hace seis meses que escribí esta entrada pero me parece que fue ayer...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...