10 maneras de dormir a un bebé

lunes, 22 de diciembre de 2014

Hacía tiempo ya que no escribía sobre el sueño infantil, esto quiere decir que últimamente estamos pasando una etapa buena en cuanto al descanso se refiere. Imagino que se ha juntado que M va creciendo y se va regulando por las noches y que yo he decidido obsesionarme menos con el tema y, aunque lo vea con sueño, no intentar dormirlo hasta que él lo pida o hasta que hayan pasado más de tres horas desde la última siesta. Me ha costado asimilarlo pero lo he conseguido.

A lo largo de este año he hecho muchas cosas nuevas y he aprendido cantidad sobre mí misma y sobre la vida (esto da para otro post). Una de las cosas que he hecho ha sido dormir a M. cientos de veces ya. Conseguir que un bebé se duerma mola, te sientes superpoderosa, con una capacidad infinita de transmitir paz, amor y tranquilidad. Tu autoestima sube a marchas forzadas, que alguien se duerma en tus brazos es genial: quiere decir que se siente tan a gusto contigo y que confía tanto en ti que es capaz de bajar la guardia y descansar. No me digáis que no es total.

Para dormir a M. hemos probado mil y una maneras, sabemos los trucos, el ritmo que le gusta, cuando está a punto de caer y cuando es mejor rendirse y aceptar que todavía le queda cuerda para rato. En este post he recopilado el "Top Ten" de las opciones que tenemos los padres para dormir a nuestros herederos.

Antes de continuar, una advertencia, todos estos métodos funcionan si se cumple una condición: que el bebé tenga sueño. Si no, ya os podéis poner a bailar sevillanas que el niño va a seguir ojiplático. esto puede parecer una perogrullada pero no lo es, lo mío me ha costado entenderlo.


1. La teta

Es maravillosa, la "number one" en poder soporífero. Todavía nos funciona, es estar un rato y se queda frito (si tiene sueño, claro, si no, no hay tu tía). Durante los despertares nocturnos es lo que nos ha facilitado a todos el descanso, no hace falta casi ni despertarse, se enchufa un poquito y a dormir otra vez.
Es infalible cuando está sobrexcitado y necesita un tranquilizante rápido. Vamos, que el día que ya no funcione no sé qué será de nuestra vida.

2. El Chupete

M lo utilizó una vez, sí una sola vez y todavía me acuerdo. Estaba a punto de cumplir 6 meses y le pedí a mi madre que se quedara unas horas con él porque queríamos ir a un concierto de Calamaro.
(Inciso: Compramos las entradas cuando yo todavía estaba embarazada y éramos unos pobres ingenuos que no sabían la que se les venía encima. Fin del inciso.)
Cuando volvimos, nos encontramos con M. durmiendo en brazos de mi madre con el chupete en la boca. En cuanto lo puso en la cama se despertó y al verme, ya no quiso saber nada del chupete nunca más. 
Por muy monos que sean, M. no acepta imitaciones

3. Frente al espejo

Hasta los 6 meses o por ahí, lo que más sueño le daba a M era verse en el espejo mientras lo mecías en brazos. Imagino que estar mirando para un bebé somnoliento y quieto no es lo más entretenido del mundo y se dormía de puro aburrimiento.

4. Pasillo arriba/pasillo abajo

Variante del anterior, eficaz cuando está un poco nervioso y necesita movimiento rápido. Nuestro pasillo no es muy largo, en cuatro o cinco pasos está recorrido pero la de kilómetros que habremos hecho siguiendo esta técnica. creo que vamos a subir nuestro pasillo a Wikiloc como ruta de pequeño recorrido. Menos mal que muchas veces usábamos la mochila o el fular porque si no, nuestra espalda sería a estas alturas carne de fisioterapeuta.

5. Tira millas

La favorita de J. Cuando se tenía él que encargar de M, se lo metía en la mochila, salía de casa y empezaba a andar como si no hubiera mañana. Iba donde hiciera falta, al parque, a exposiciones, tiendas de discos..luego claro, cuando M. se dormía, estaban tan lejos de casa que muchas veces se despertaba en el camino de vuelta y J acababa agotadísimo. Yo opté por una variante más cómoda aunque menos entretenida: la ruta de la siesta. Consiste en hacer un par de vueltas a la manzana hasta que caiga redondo y en cuanto lo haga volver a casa rauda y veloz.

6. Coche

Funcionó los tres primeros meses. Eso de que los niños se duermen en el coche es un mito, mentira, paparruchas. Lo que hace M en el coche es ponerse nervioso si está cansado y empezar a protestar como un energúmeno hasta que paramos, se duerme mediante cualquier otro método, y luego, sí, ya podemos continuar el viaje.

7. El carro

Nosotros no tenemos carro pero mis padres sí. M no va a la guardería y ellos se encargan de él cuando yo tengo que trabajar. Al principio no toleraba el carro pero gracias a la paciencia infinita de mi madre, acabó aceptando ir en él. Ahora mismo, si no está todavía muy cansado y lo sacan a pasear se termina durmiendo. El truco es encontrar el punto justo de "estoy cansado pero no demasiado."

8. Fingiendo dormir

Esto lo probamos un par de veces y nos resultó. Claro que el pobre estaba ya que no veía del sueño que tenía. Para no estimularlo más, cerramos los ojos y nos hicimos los dormidos. M. venía a mi cara e "intentaba despertarme" dándome palmadas en los ojos o tirando de la nariz (qué majo que es a veces...). Al final, terminó aburriéndose y cerrando él también los ojos.

9. Tumbarlo y acariciarle

Esto lo pongo porque mi madre dijo que una vez lo había dormido así, pero yo no me fío un pelo de que sea cierto porque nunca jamás volvió a hacerlo. Sé que existen niños así, que los dejas en la cama tumbados y despiertos, te sonríen y cierran los ojos. Un ahorro de tiempo tela. Pero yo, como mi tía, que dijo: yo a mis hijos (tuvo cuatro) siempre los dormí en brazos, nunca supe cómo hacerlo de otra forma.

10. Esperar a que se caiga de sueño

Literalmente. Desde que se pone de pie, notamos que cuando está muy cansado se vuelve torpe. Lo vemos venir e intentamos llevarlo para la cama pero se niega en redondo, así que esperamos. Esperamos a que se dé una leche o tropiece con algo. Entonces es el momento de cogerlo y consolarlo. No falla, cae rendido al momento. Nos sentimos un poco mal porque sabemos que se va a terminar cayendo pero a veces hay que aceptar que si intervenimos, será mucho peor.

Hasta aquí las diez maneras que hemos utilizado para dormir a M. ¿Conocéis alguna diferente?



15 comentarios :

  1. Nosotros hemos hecho de todo pero la cosa ahora se ha reducido a tres métodos: teta (cuando lo duermo yo), mochila (cuando lo duerme el padre o estamos en la calle) y carrito (cuando lo duermen los abuelos). En brazos ya no lo conseguimos y lo de tumbarse y que se duerma tranquilamente aún me suena a ciencia ficcion (aunque se duerme a su bola a veces cuando se despierta de madrugada).
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, teta,mochila y carro son la Santísima Trinidad del dormir por aquí también.

      Eliminar
  2. ¡Me encanta tu nuevo diseño! Y con dominio propio y todo. Estás hecha una problogger.

    Yo de dormir a niños no sé nada :/ Pablo a veces se pone inquieto, pero le hago cosquillitas en la cabeza y se queda frito xDD Pero aprovecho para desearos una feliz navidad y un maravilloso 2015 a M., a J. y a ti. Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, por favor, no trates a Pablo como si fuera un gato!.
      La cabecera ha quedado estupendérrima pero todavía faltan cosillas. Cuando me meta en Twitter y Facebook ya verás como terminaré por dominar el mundo!

      Eliminar
  3. te has cambiado la cabecera, no?? muy chula!
    me ha encantado eso de mirándose al espejo!! jajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! La verdad es que estoy muy contenta con el resultado. M se pasó durmiéndose delante del espejo varios meses, era nuestra mejor arma!

      Eliminar
  4. Yo no tengo ni idea de bebés, pero este método me parece cojonudo!

    http://www.viralistas.com/como-dormir-a-un-bebe-en-menos-de-2-min/?utm_source=fb&utm_medium=boton&utm_content=grande&utm_campaign=compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, lo había visto y lo probé pero con M no funciona, es inmune a los oompa loompa!

      Eliminar
  5. Hola,
    Enhorabuena por la pagina, me siento muy identificada con todo lo que comentas.
    Como dices la Teta es el sumun poderosa, es el ultimo elisir para quedarse dormido. Pero en ocasiones que la teta no esta presente o bien esos momentos de coche (que para el resto del mundo parece lo normal que vayan tranquilos en el coche) pero para T nunca le ha gustado, ponemos un cd de nanas Africanas "Canciones Infantiles y Nanas del Baobab", el resultado es increible, en cuanto empieza a protestar un poco en el coche se las ponemos y al instante se queda tranquilo, para dormir tambien son muy socorridas. Ademas tb nos gustan a nosotros!. La verdad no se si es el tono de la cancion o pq se las poniamos desde Bebe, pero le encanta. Os lo recomiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miraré esas canciones que dices, nosotros también pasamos un infierno con el coche, no se duerme ahí y se pone muy nervioso. ¡gracias por la recomendación!

      Eliminar
  6. Pues va a pensar que soy un poco ogro (lo digo porque me lo ha dicho más de uno/a) pero yo nunca he acunado a mi hija para dormirla ni he dejado que nadie lo hiciese. Cuando nació estuvo en neonatos una semana y allí después de ir yo a darle el pecho la ponían en su cuna y se dormía sola, cuando nos la llevamos para casa decidimos seguir haciéndolo nosotros y nos funcionó. Me costó mucho que la gente (sobre todo las abuelas) entendiese que no quería acostumbrarla a que la durmiesen y que si se dormía ella sola ¿por qué cambiarlo?. Al final mi suegra nos lo agradeció en el alma cuando tuvo que cuidarla, eso y que durante el día durmiese con luz y ruido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un ogro? Jajaja, que va ¿cómo voy a pensar eso? Para mí es un misterio que haya niños que se duerman solos, M no lo ha hecho casi nunca pero vamos, digo yo que algún día será el día en que se vaya él sólo para cama

      Eliminar
  7. Mi hija cuando tiene sueño llora y llora, y llora... la única manera de dormirla que he podido encontrar es primero ofrecerle el pecho. (El chupete me pasó como a tí una vez y no más) si está muy muy cansada tampoco quiere pecho, lo noto claro está en que llora más que antes y que se da cabezazos literalmente. Entonces me la pongo apoyada de una manera muy práctica y cómoda que se me ocurrió a las tres de la llama, sus brazos me abrazan el cuello, si cabecita apoyada en la almohada y le muevo el pañal ritmicamente, salvo porque respiro regulin me funciona. Y cuando hago cosas por casa el carro me ayuda a veces, que lloriquea? La muevo un poco con una canción (la mayoría inventadas) y dispongo de otroa cinco minutazos para limpiar! Jaja

    ResponderEliminar
  8. Mi hija cuando tiene sueño llora y llora, y llora... la única manera de dormirla que he podido encontrar es primero ofrecerle el pecho. (El chupete me pasó como a tí una vez y no más) si está muy muy cansada tampoco quiere pecho, lo noto claro está en que llora más que antes y que se da cabezazos literalmente. Entonces me la pongo apoyada de una manera muy práctica y cómoda que se me ocurrió a las tres de la llama, sus brazos me abrazan el cuello, si cabecita apoyada en la almohada y le muevo el pañal ritmicamente, salvo porque respiro regulin me funciona. Y cuando hago cosas por casa el carro me ayuda a veces, que lloriquea? La muevo un poco con una canción (la mayoría inventadas) y dispongo de otroa cinco minutazos para limpiar! Jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobrecita, M llora cuando está ya muy cansado, por eso intentamos dormirlo a la primera señal de cansancio que veamos (frotar los ojos, un poco más irritable, etc.) Así conseguimos que se duerma de manera más rápido y sin llorar (claro que no siempre lo conseguimos y se nos pasa de rosca)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...