Lactancia (II): Cómo quitar las pezoneras

miércoles, 15 de octubre de 2014


Cuando M. nació, tenía la mandíbula inferior un poco pequeña y no era capaz de coger bien el pecho. La matrona estuvo con nosotros casi dos horas después del nacimiento intentando que enganchase, probamos varias posturas pero nada.

Esa noche me dejaron un sacaleches en el hospital y con la ayuda de una jeringuilla le fuimos alimentando. Creo que pasaron por nuestra habitación todas las enfermeras que había en la planta, incluidas las matronas de guardia. Todas intentaron ayudar (con más o menos delicadeza, todo hay que decirlo) pero nada, no había manera.

Al día siguiente conseguimos unas pezoneras y M. empezó a mamar solito. Fue un verdadero alivio. Durante los días que estuvimos en el hospital (tres noches) no intenté retirárselas, yo estaba agotada y no me parecía el momento.

Para el que no esté familiarizado con el término, las pezoneras son como unas tetinas de silicona que se ponen en el pezón y ayudan a que el bebé se enganche o a reducir el dolor en caso de grietas. Son incómodas: hay que lavarlas, esterilizarlas, se te caen, se escurren, etc. Se debe pensar en ellas como una ayuda temporal e intentar retirarlas casi desde el principio.

Se lo comenté al pediatra (error de novata)  que me dijo más o menos esto: "Las pezoneras no sirven para nada, no las uses más ya verás como se acaba enganchando". Resultado: M. y yo llorando de impotencia durante 15 minutos y sin conseguir nada. Al final acabé poniéndome las pezoneras y la primera cruz para el pediatra (la segunda cruz se la puse con el tema de la mastitis).

Así que unos días después de llegar a casa pedí ayuda a una asociación de lactancia y leí todos los foros habidos y por haber sobre las pezoneras. En principio fue un alivio ver que me podían ayudar pero luego conocí a madres que habían estado hasta 3 meses con ellas ¡yo no me podía imaginar tres meses así! Es como estar a medias entre el biberón y el pecho: tienes que lavar cacharros pero siempre eres tú la que le das el alimento. Vamos, que se junta lo peor
de las dos opciones.

Yo me di de plazo un mes para que la historia funcionase y me puse las pilas para que así fuera.
La clave es la paciencia. No hay trucos mágicos ni nada por el estilo. Darme cuenta de esto fue lo que más me ayudó. Eso, y saber que la mandíbula de M. acabaría creciendo. Mi "estrategia" fue la siguiente:


  • Por las noches utilizar siempre las pezoneras, no intentar retirárselas. Ya bastante duras son las noches como para andar haciendo experimentos.
  • Antes de que empezase a mamar, le ayudaba a abrir la boca empujando su mandíbula con el pulgar.
  • En una toma que los dos estuviésemos tranquilos, probaba a ver si se enganchaba solo. Si no lo hacía, me ponía la pezonera antes de que se empezase a poner nervioso y santas pascuas. 
  • Luego empecé a aprovechar los momentos en los que se desengancha de manera espontánea pero quiere seguir mamando. Entonces retiro la pezonera y vuelvo a intentar que se enganche de nuevo. Después de intentarlo varias veces así, enganchó la primera vez.
  • Si ha enganchado una vez, puede hacerlo más veces. Empecé a insistir más, siempre procurando que M. no se pusiese nervioso. 


En quince días M. ya mamaba solito. Quince días que se me hicieron eternos. No sé si hubiera podido aguantar meses como hicieron otras madres. 



12 comentarios :

  1. Ya te he encontrado! Te escondes bien, eh? jejeje
    Las pezoneras... mejor no te cuento mi historia de amor con ellas que te da algo jejee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, no me escondo, estoy aprendiendo a ser más visible cada vez.
      Las pezoneras son un arma de doble filo, yo he oído de todo sobre ellas. Al final tuve mucha suerte y en quince días me deshice de ellas...

      Eliminar
  2. Yo también usé pezoneras las dos primeras semanas o así..menudo rollazoooo, lo de esterilizar era lo peor..Y a los 8 meses o así me salió una megagrieta y quisé usarla de nuevo..y me dijo la emperatriz que nanai... Lo dicho, ayudar ayudan, pero son un horror..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las grietas que yo tuve fueron culpa del roce con las pezoneras. Respecto a la limpieza, menos mal que de eso se encargaba el padre porque si no, me hubiera dado algo

      Eliminar
  3. No averte leido antes mi bebe nacio en septiembre y por romperme el pezon use pezonera dps solo queria pesoneraaa :( gracias a dios a los 2 meses solita la solto y le ofreci el pecho sin pezonera y mamo feliz *.*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos meses al final no es tanto tiempo si lo piensas bien, aunque es verdad que cuando estás con ellas el tiempo se te hace eterno

      Eliminar
  4. Hola, tengo una bebé de un mes que no ha conseguido dejar las pezoneras, he intentado varias veces que succione directamente pero en cuanto siente la piel empieza a hacer arcadas y ha llegado a vomitar, estoy desesperada porque mi producción de leche está disminuyendo. Espero que puedan darme algunos tips que me ayuden con mi problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aconsejo que te pongas en contacto con una buena asesora de lactancia. Desde aquí me es imposible ayudarte sin saber bien el problema. Puedes consultar los grupos de lactancia que hay en tu ciudad en fedalma.org

      Eliminar
  5. Hola, tengo una bebé de un mes que no ha conseguido dejar las pezoneras, he intentado varias veces que succione directamente pero en cuanto siente la piel empieza a hacer arcadas y ha llegado a vomitar, estoy desesperada porque mi producción de leche está disminuyendo. Espero que puedan darme algunos tips que me ayuden con mi problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi consejo es que acudas a una asesora de lactancia y que pueda ver en directo el problema para que te pueda ayudar mejor.
      A mí lo que me funcionó fue la paciencia y sobre todo, no hacerle llorar de hambre.

      Eliminar
  6. Mi niña va a cumplir 9 meses pronto. Usamos pezoneras desde la primera toma. Gracias a ellas he podido amamantar a mi bebé pues tengo pezones invertidos pero me encantaría poder hacerlo de forma directa pues cada vez q se distrae la tira, vierte la leche de su interior... Y no te olvides de ella pq si no, imposible. En ciertos sitios no puedo amamantar pq claro al tener q colocar la pezonera tengo q dejar mucho pecho al descubierto. En fin q me gustaría quitármelas. He intentado todos los trucos q mencionais más otros y todos con mucha paciencia pero nada. La niña rechaza el poco pezón q me sobresale.
    En cuanto a la reducción de producción de leche... Puede ser pero vamos q no me ha faltado nunca en todo este tiempo y además tengo bastante congelada con ayuda de un sacaleches por si me tengo q ausentar o caigo enferma.
    Hasta los 4 meses hacíamos 12 tomas diarias larguísimas. Del 4 al 6 mes, 8 tomas diarias más cortas. Con la alimentación complementaria a partir del 7 mes hemos bajado a 6 tomas/día + toma de verdura y carne + toma de fruta para las q me saco y añado 50 y 20mls respectivamente.
    Una experta en lactancia me dijo q cuando fuera más grande y tuviera más fuerza le podría quitar la pezonera pero nada de nada. Se ha acostumbrado a ella. Puede agarrarse cosa q en mis pezones no puede y como digo si no hubiera sido por ellaa mi LM hubiera sido inexistente.
    Pero si alguien sabe cómo puedo "engañar" y dejar de usar pezonera a mi bebé por favor q me lo diga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dije en el comentario de arriba, mi consejo es que acudas a una asesora de lactancia que te pueda hacer un asesoramiento individual. Cada bebé es un mundo y lo que puede funcionar para unos, para otros no.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...