Lactancia (I): Las ayudas

miércoles, 8 de octubre de 2014

Lo que se necesita para amamantar es tener un bebé y ya está. Fin del post.

Ojalá. En mi caso no fue tan sencillo. Cuando M. nació, tenía la boca demasiado pequeña y no conseguía hacer el vacío. No se enganchaba. Así que tuvimos que echar mano de la tecnología durante las primeras semanas. Aquí va una lista de lo que utilizamos durante sus primeros 20 días de vida

Sacaleches en el hospital y jeringuilla
Esto para la primera noche en el hospital. Yo me sacaba el calostro con el sacaleches y luego J. llenaba la jeringuilla y se lo acercaba a la boca de M. mientras este estaba cerca de mi pecho, para que fuera asociando el pecho con alimento.
Resultado: Subida de la leche espectacular, compresas de agua caliente y fría para sobrellevarlo.

Pezoneras

Al día siguiente, aconsejado por las matronas, J. fue a una farmacia de guardia (era domingo) y, compró unas pezoneras marca Medela. Me puse una y mano de santo, M. empezó a mamar cosa fina. Eso sí, el pobre estaba en el período de letargo y se dormía cada nada peeeeroo en menos de 24 horas dijimos adiós a la jeringuilla.
Las pezoneras me ayudaron, pero sabía que había que intentar quitarlas cuanto antes, para que M. no se acostumbrase demasiado. Me puse en contacto con una asociación de lactancia y me ayudaron muchísimo, una de las asesoras hasta vino a casa un día para ayudarme.
A los 15 días estaban fuera (¡tres hurras por M.!). En otro post contaré como lo conseguimos.


Una relación de amor-odio

Discos de lactancia
Al principio en casa no los usaba, estaba en bata casi todo el tiempo. Al salir sí que me los ponía. En principio pensé que serían unos tres meses pero al final el grifo me estuvo goteando hasta los 8. De hecho, aún hoy de vez en cuando me pasa, sobre todo cuando M. está mamando de uno, el otro gotea (yo creo que mi cuerpo piensa que he tenido gemelos, si no, no me explico).
Usé los desechables "caros" del Carrefour (tienen unos más baratos pero son horribles, parece que te estás poniendo papel higiénico en el sujetador) pero si llego a saber que voy a estar tanto tiempo con ellos, igual me hubiera comprado unos reutilizables.

Probióticos (lactobacilus reuteri)
Justo al día siguiente de quitarme las pezoneras, empecé a notar un dolor horrible durante las tomas. Para que os hagáis una idea, era como si varias agujas se clavasen en el pecho mientras M. mamaba. Llamé otra vez a la asociación y me dijeron que probablemente fuera una mastitis atípica, que no da los síntomas al uso (a saber: inflamación, fiebre y rubor) sino que "simplemente" produce tomas muy dolorosas.
Para tratarlo me recomendaron que comprase en la farmacia estos probióticos y que intentase ir al médico a ver si me creía y me hacía un cultivo de la leche para confirmar la infección. La médico me dijo que me pusiese aloe vera y el pediatra me dijo que si me dolía debería pensar en dejar la lactancia (viva y bravo): ¿Y si le digo que a M. le duele una pierna me dices que habrá que pensar en cortársela? En fin...
Así que como alternativa más lenta (y cara) me lancé a los probióticos. Estuve tres días con dolor. Lo pasé mal, no lo voy a negar pero a toro pasado creo que ha merecido la pena.
Por cierto, aquí dejo un artículo sobre este tipo de mastitis, por si alguien no se lo cree.

Protectores de pezones
Las pezoneras las quité en 15 días y menos mal porque me estaban haciendo grietas. Dicen que lo mejor para las grietas es dejar el pecho al aire el mayor tiempo posible y así lo estuve haciendo, pero dio la casualidad de que nos íbamos a pasar la navidad al pueblo de J. y no era plan de continuar con mi look vacuno.
Parecen un poco aparatosos pero en realidad ni te enteras de que los llevas puestos. A mí me resultaron muy cómodos y las grietas se me curaron en un par de días.

Te recoge la leche que te cae y te da para un cortado

Purelán (lanolina)
Esta crema me la prestaron, supuestamente hace que las grietas te duelan menos, pero a mí no me hacía nada. Lo mismo me daba ponerla que no.

Cojín de lactancia
Fundamental para los primero meses. A mí me regalaron este pequeño, comodísimo. Gracias a él, tenía una mano libre para poder leer, comer, usar el mando de la TV y rascarme.


7 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. jaja look vacuno. Yo así fui los dos primeros meses, era verano, así q genial. A mi tb me pasó eso de los pinchazos. Me moría del dolor, como dices 2 o 3 días. Y me dio lactovacilus de esos la matrona, me tomé solo unos días, pero debo tener algo bajo porque luego me dieron más mastitis y problemas. Ole por esa pediatra que acaba la lactancia cortando por lo sano... ai ai lo que hay que oir. Yo fui a la matrona mil veces por tema de lactancia, la mejor ayuda, el médico y el pediatra no saben de lactancia.
    Buen post, ejemplo de que se puede conseguir una buena lactancia!
    padreenpañales.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! En mi caso la matrona tampoco ayudó, ni siquiera fui porque en la revisión del postparto ni me preguntó por el tema así que ni me lo planteé. Para mí la mejor ayuda fue el grupo de lactancia.
      Yo con los probióticos estuve como un mes porque me daban miedo las recaídas.

      Eliminar
  3. En mi caso soy una vaca lechera... con 18m y sigo goteando y teniendo q usar discos... Los protectores de pezones en mi caso resultaron un engorro, se llenaban de leche (con lo q el pezón quedaba sumergido y al moverme se salia la leche por los respiraderos de arriba)
    Durante los primeros 2 meses de Emma tuve varias mastitis, grietas, y todo lo habido... En mi caso fui a la matrona q me miró con cara de "pq vienes a mi" y me dijo q ella era unicamente para embarazo ¬¬' y q si no había fiebre y me dolia era pq no sabia darle de comer a la niña, pero en ningun momento quiso ver como lo hacía.
    Por suerte la doctora de cabecera era majisima y supo reconocer una mastitis interna, aparte de dolor tenía el pecho rojo e inflamado pero no tenía fiebre. En pocos días de antibiotico mejoré y no me volvió a pasar en un año.
    Ahora llevamos desde Navidad q Emma cogió muget (o dicho de otra manera candidiasis oral) y me la pasó a los pezones, se me han alterado las bacterias de la leche y me salen perlas q son bastante dolorosas e incluso llegan a sangrar, pero estoy con reuteri y he mejorado mucho, pero no se le acaba de curar el muget y es como un pez q se muerde la cola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, en estos meses he conocido a más madre como tú, que han usado los discos hasta el final de su lactancia.
      Siento que tengas esos dolores, para mí ha sido lo peor de todo. Lo de la matrona...en fin yo ni siquiera me molesté en ir a ella cuando tuve la mastitis. Por suerte tuviste a tu médico que sí te lo detectó. Yo me tuve que "automedicar" con probióticos porque nadie me quiso recetar antibióticos...

      Eliminar
  4. Hola, Cristina. Yo también usé pesoneras, porque no tenía bien formado el pezón. No recuerdo bien, pero fueron al menos 15 dias que los use, quizás mas. No hubo problemas para dejarlos, fue progresivo, cuando estaba tranquilo tomaba sin, cuando no, con. Son mano de santo, para mí. Entonces me angustiaba que después no las pudiera dejar. Para las grietas también me vino bien, dolía menos.
    Yo usé discos de lactancia reutilizable, no los cambio. Ni se justifica pensar en los descartables. Comprás el pack que viene 3 pares y con eso tenés para todo el tiro. Los lavás con la ropa en el lavarropa o a mano en un santiamén. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pequé de novata con los discos desechables, no sabía que los iba a necesitar durante tanto tiempo :) Ahora no lo dudaría y me iría de cabeza a los reutilizables

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...