Soy una madre vaga

jueves, 4 de septiembre de 2014

Soy una madre vaga: duermo con M. porque me niego a levantarme por las noches para atenderlo.
Soy una madre vaga: porteo a mi hijo porque no quiero ir sorteando obstáculos con un carrito.
Soy una madre vaga: no le hago una comida diferente porque no me apetece cocinar dos veces. Le ofrezco la misma comida que nosotros y que él vaya cogiendo lo que quiera.
Soy una madre vaga: amamanto a mi hijo para no tener que limpiar, preparar ni calentar biberones.
Soy una madre vaga: no le fuerzo a caminar porque no quiero ir agachada por la vida.
Soy una madre vaga: dejo que M. decida a qué jugar (y si se entretiene solo, mucho mejor) porque no me apetece pensar a mí en eso.
Soy una madre vaga: adapté la casa para el gateo porque no quiero estar constantemente detrás de él evitando que se haga daño.


Y la próxima vez que alguien pregunte, les diré esto: es que soy muy vaga.

28 comentarios :

  1. JAJAJA, nunca me lo había planteado así, pero efectivamente, la mayor parte de mis decisiones con Gajito dependen de que soy una madre vaga. a la larga te ahorra alguna úlcera.
    Un consejo, descubre rápido la función "programar entradas" que te vas a quemar escribiendo tan rápido y luego pasarás por etapas de sequía, déjanos tiempo para ir descubriéndote poco a poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, la verdad es que mis conocimientos de blogger se limitan al cortar/pegar. Seguro que pasaré momentos de sequía pero es que me daba penita ver el blog con tan pocas entradas estoy aprovechando estos días que tengo libres. De todas formas el fin de semana toca descansar así que hasta el lunes nada. ¡Muchas gracias por el consejo!

      Eliminar
  2. jajajajaja...Yo también soy una madre vaga!!!

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja me ha encantado! Yo soy vaga y acojonada a partes iguales, así que no me he atrevido con el BLW Jejejeje pero la verdad es que si ella tuviera que comer lo mismo que yo lo tendría mal porque soy tan vaga que la mitad de veces tiro de embutido o colacao para cenar! Jejejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, nosotros también somos bastante vagos, sobre todo a la hora de cenar, pero gracias al BLW hasta hemos mejorado nuestra dieta! Creo que nunca en mi vida había tomado tanta fruta jajaja

      Eliminar
  4. Excelente! Otra madre VAGA VAGUISIMA por acá.

    ResponderEliminar
  5. Ojalá hubiera más madres vagas!, buen post :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, si al final consiste en hacerlo todo más fácil para todos...

      Eliminar
  6. Acabo de descubrir tu blog y sí, yo también soy una madre muuuy vaga ¡pero me encanta! te sigo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Jeje, qué chulo el post, no lo había leído pero me siento completamente identificada, yo también soy de un vago oye!!! jajajaja. Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Genial!!! Yo también soy una madre vaga!!! Comparto!!!

    ResponderEliminar
  9. Arriba las madres vagas!!!! yo me ya formo parte del club desde hace rato, paso de cocinar doble, de indicar a mi hijo que debe o no hacer para divertirse...que se busque la vida y elija lo que quiere hacer, nisiquiera le obligo a dormir la siesta si no quiere, mejor para mi a la noche se va sólo a dormir sin rechistar a las 9, por que tiene sueño no por que yo lo obligue, así que esas riñas que me ahorro.....etc etc etc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces tenemos muchas ganas de complicarnos la vida y yo digo que vivan las madres vagas XD

      Eliminar
  10. Aquí hay otra "malamadre" para el club.... no pensaba que había tantas jajajajajaj... Como dicen, mal de muchos consuelo de tontos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos más de las que pensamos pero algunas lo ocultan jajaja

      Eliminar
  11. Muy bueno!! me encantó tu perspectiva... ojalá hayan más madres vagas jejeje.
    Gracias por compartir este post en la Fiesta Bloguera de Colaboraciones, un abrazo!!

    ResponderEliminar
  12. Soy una madre vaga y sin culpa. Me sumo a la réplica. Saludos!

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué buen post este!
    Yo no le había dado este matiz, sino que hacía lo que me daba la gana y punto.
    Cuando el pequeño era bebé aún tenía 18 meses y no andaba porque siempre estaba durmiendo o gateaba de una forma rarísima, sentado y arrastrando el culo. En fin, que todo el mundo me insistía en que le pusiera a caminar que iba a tener problemas de mayor. Y el chiquillo anduvo cuando quiso y ya tiene 10 años y no tiene ningún problema y es un deportista estupendo.
    Así que yo fui vaga también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de que les tenemos que enseñar a andar es un mito como una casa. Lo que tenemos que hacer es ponerlos en un ambiente donde puedan hacerlo y ellos ya lo harán cuando estén preparados.
      ¡Bienvenida al club de las vagas!

      Eliminar
  14. Que vagas que somos!! jajaja aunque yo ya prefiero el carrito. Que el nene pesa casi 12 kilitos y la espalda mata! XD Feliz semana. besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nostros nos estamos pasando al carro para las siestas en la calle, porque la mochila le empieza a quedar pequeña y no aguanta dormido tanto tiempo, hay que adaptarse a medida que crecen!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...