El modelo 600 o la dimensión desconocida

viernes, 12 de septiembre de 2014

En 2011 me hice autónoma y en 2013 creé una Sociedad Civil con una compañera. No quise contratar una gestoría porque me parecía absurdo: apenas iba a tener ingresos y además, consideraba que con una licenciatura y un máster debía de tener la capacidad suficiente como para resolver todos los trámites yo sola. Ingenua. Los trabajadores de Hacienda han llegado a llamarme al móvil para resolverme las dudas que les había planteado el día anterior. Debí ser todo un reto para ellos.

Hacerte autónomo es entrar en un mundo paralelo: el tiempo no se cuenta por meses sino por trimestres, las palabras bruto o neto pasan a formar parte de tu vocabulario habitual mientras que los conceptos de día festivo o día laborable pierden todo significado.

En el mundo del autónomo no se valen los principios del sentido común ni los de la termodinámica. No intentéis pensar con la lógica muggle o acabaréis perdiendo la cabeza (o contratando una gestoría). Otro mundo, otra lógica, otras normas:

1º NUNCA se cuestionan las reglas. NUNCA, NUNCA.
2º No es lo mismo Hacienda que Facenda. Son dos edificios bien distintos y sirven para cosas TOTALMENTE diferentes.
3º Hacienda, Facenda y la Seguridad Social no se hablan, así que tendrás que encargarte tú de llevarle todos los recados.
4º Pueden parecer iguales, pero cada ventanilla tiene su función, no te equivoques de cola o lo lamentarás.
5º Para entregar un papel, necesitas entregar otro papel aparte que diga que vas a entregar un papel.

A pesar de todo esto, una vez adaptada al nuevo mundo, la cosa se lleva bastante bien. Sigo sin gestoría pero vivo con miedo a que Montoro llame a mi puerta por haber puesto mal la pegatina identificativa en el modelo 130.



2 comentarios :

  1. Jajaja, tienes que hacer una sección de autónomos para dummies :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, miedo me da ponerme pero no te creas que no lo he pensado ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...